Su nombre es zEnterprise y como no podía ser de otra manera, es una creación del gigante IBM, y fue presentado como el ordenador más potente fabricado hasta la fecha, con una eficiencia energética superior a cualquiera de las generaciones anteriores.

Este anuncio no se produce de manera casual, sino que es la primera rezzción de un gigante dormido que otrora fue la referencia mundial en cuanto a desarrollo de tecnología informática, nada menos que la más conocida por sus siglas, International Business Machines.

La firma, busca asegurar su liderazgo en el mercado en grandes computadoras, utilizadas por las grandes empresas para procesar grandes volúmenes de datos y transacciones financieras. La máquina es fruto de más de tres años de trabajo y mil quinientos millones de dólares, con más de cinco mil trabajadores involucrados y veinte laboratorios de investigación de todo el mundo en su desarrollo.

En la creación ha jugado un papel decisivo los avances en el diseño de los microprocesadores, la tecnología de silicio de 45 nanometros, una conversión y distribución más eficientes de la energía, así como sensores avanzados y firmware de control de refrigeración que supervisa y realiza ajustes en función de factores ambientales, tales como temperatura, niveles de humedad e incluso densidad del aire.

Las supermáquinas o servidores de este tipo, llamados mainframe son computadoras capaces de funcionar ininterrumpidamente durante más de treinta años y son indispensables para gestionar los datos y operativa diaria de sectores como los de la banca, la administración pública o las grandes corporaciones. Sin duda, uno e los mecanismos indispensables en el desarrollo de cualquier empresa o administración.


Etiquetas: