Aunque la Red de redes se ha considerado por la mayoría como un ente con vida propia autoalimentado por aportaciones de millones de usuarios, lo cierto es que para su existencia necesita una base física y una organización a bajo nivel para repartir la ingente cantidad de nombres de dominio, direcciones IP y albergar los servidores raíz.

Hasta el momento, la organización con mayor influencia en la gestión de Internet es la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), realizando funciones de previsión, gestión, organización y arbitraje, pero parece que el estatus quo puede cambiar en el corto plazo.
Estados Unidos, concretamente su Departamento de Comercio, mantiene un acuerdo con la ICANN para compartir la gestión y dirección de esta corporación, acuerdo que tiene fecha de caducidad el próximo 30 de septiembre.

Próximos ya al fin del contrato, las empresas multinacionales, con grandes intereses en este negocio, han movido ficha y están dispuestas a participar en el órgano de dirección.
Un dossier con el título “Tendencias de Internet: gobernanza y recursos críticos” de la revista especializada de comunicaciones TELOS, editada por la Fundación Telefónica, abre un debate sobre el gobierno de la Red.

Existe un Foro llamado IGF que ha abierto un nuevo camino, y dentro de este, El Foro de Gobernanza Español o IGF Spain, es una de plataformas más activas en Europa en cuanto al estudio y debate del futuro del control de Internet y ha tratado de unir los grandes intereses en torno a un mismo punto: sector privado, comunidad científica, gobiernos y sociedad civil.

No sólo los gobiernos tienen la autoridad moral para la gestión y el control, y mucho menos las grandes empresas y multinacionales. Son los usuarios de a pie los encargados de que la maquinaria funcione y sin cuya participación, nada tendría razón de ser. ¿A qué manos irá a parar este poder? De momento toca esperar al próximo mes…


Etiquetas: ,