Los dispositivos ebooks pasan, en la actualidad, por el momento más determinante desde que se comercializaron las primeras unidades, allá por el 2004, una vez que han abaratado su precio y el formato electrónico ha sido plenamente asimilado por las editoriales.

La tecnología de la tinta electrónica ha sido el adelanto más determinante en el éxito de estos gadgets, ya que permite una lectura agradable sin fatigar la vista, prolonga la duración de la batería hasta cinco veces más tablets y similares, y ayuda al medio ambiente reduciendo la producción del soporte papel.

En los lectores de libros electrónicos más modernos, es posible manejar hasta dieciséis niveles de grises, paleta suficiente para cualquier fotografía publicada en los diarios online, sin embargo, lejos de conformarse con estas cifras, se ha presentado a los medios el lector de ebooks con tinta electrónica a color.

Bautizado como Tritón, es la gran apuesta de una empresa china especializada en este tipo de tecnología para que los grandes fabricantes opten por dar una nota de color a sus dispositivos.

Con una pantalla anti-reflectante capaz de correr imágenes con cuatro bits de profundidad y una paleta de más de cuatro mil colores, además de los dieciséis niveles de grises antes mencionados. Si bien es cierto que estas cifras están muy por debajo de las tablets convencionales y el tiempo de respuesta aún es elevado, no debemos olvidar que no depende de la retroiluminación, por lo que podemos leer bajo la luz del sol, tiene un ángulo de visión de ciento ochenta grados con un contraste excelente.

La autonomía del dispositivo, a pleno funcionamiento, supera las treinta horas, y aunque las imágenes en alta definición y los videos están vedados, es posible visualizar animaciones sencillas.

Sin duda se trata de un avance enorme en cuanto al desarrollo de este tipo de gadgets, y que puede suponer un espaldarazo a las aspiraciones de editoriales y periódicos por hacerse con un hueco en un mercado que sólo ha dado sus primeros pasos.


Etiquetas: