El Senado brasileño será el encargado de decidir si admite o no el proyecto de ley impulsado por una senadora, Patricia Saboya, encaminado a facilitar los trámites de separación.
Está pensado exclusivamente para los casos más sencillos de separación matrimonial, aquellos en los que no existen descendientes o personas dependientes de la pareja y siempre y cuando se haga de un modo amistoso, aceptando ambas partes una serie de condiciones.

La tramitación on-line del divorcio, facilitaría enormemente toda la burocracia gracias a los soportes informáticos. Se abarataría el coste de la separación, al agilizar los tiempos y evitar los viajes para reunirse en los juzgados, y sobre todo, se evitarían muchas discusiones al no confrontarse físicamente ninguna de las partes.

Hay que reseñar que no parece que se valla a sustituir a los abogados en este tipo de trámites, ya que serán ellos los encargados del asesoramiento y los principales usuarios de esta herramienta de internet.
Desde hace más de un año, la Administración de Justicia brasileña se sirve de la herramienta de internet de forma habitual, pudiendo tramitarse actos jurídicos por medios electrónicos gracias a un registro estatal, reduciendo de forma sensible el atasco de los juzgados que sifren la mayoría de los países desarrollados.


Etiquetas: , ,