Los dos millones de certificados digitales de firma electrónica emitidos por la Fábrica de Moneda y Timbre junto a los diez millones de DNIe sitúan a nuestro país como líder mundial en cuanto a identificación electrónica de identidad.

Hasta el momento, tan sólo siete son los países europeos que cuentan con un documento de identidad electrónico: Italia, Austria, Bélgica, Finlandia, Estonia y Bulgaria junto con España son los que se han decidido a incorporar este modelo a sus ciudadanos.

La implantación, pese a varios problemas iniciales, se ha logrado de manera rápida y satisfactoria con una gran organización por parte del Cuerpo Nacional de Policía y del Ministerio del Interior. La inversión final del proyecto ha rondado los 350 millones de euros. La forma de implantación en nuestro país de este documento ya está siendo estudiada por varios países, y de momento ya son 22 los Estados que tienen previsto este sistema.


Etiquetas: ,