impresoras de bolsillo

La mayoría de nuestras fotografías descansan en nuestro teléfono móvil, los más precavidos deciden subirlas a la nube o a plataformas habilitadas para la fotografía, pero son muy pocos los que toman el camino más físico y real: imprimir las imágenes como antaño manteníamos los recuerdos, en papel.

A día de hoy existen dos tendencias bastante curiosas al respecto de la impresión de imágenes, y las dos tienen mucho que ver con imprimir en movilidad. La primera de ellas es la aparición de muchas y divertidas cámaras instantáneas que son capaces de dibujar en papel las imágenes, en ellas tanto la impresora como la cámara están en el mismo dispositivo. La segunda opción tiene que ver con las pequeñas impresoras que podemos llevar siempre con nosotros y son capaces de imprimir a gran calidad desde nuestro teléfono móvil o desde cualquier otro dispositivo, de forma totalmente inalámbrica: la conectividad es inalámbrica y la energía les llega a través de una batería integrada.

¿Por qué imprimir tus imágenes?

Si dejamos a un lado la fotografía profesional y el servicio de impresión asociado, mucha gente considera el mantenimiento de imágenes en papel como algo del pasado, pero nos olvidamos de que es una forma segura de mantener nuestros recuerdos, también una manera muy especial de compartirlos con otros.

impresora de bolsillo

¿Cuánto tiempo vamos a ser clientes de un servicio en la nube para imágenes? Puede irse a la quiebra y nuestra imágenes con él si no tomamos decisiones rápidas. También puede ocurrir que nosotros desaparezcamos y las imágenes no sean accesibles con facilidad. Vale, todo esto suena muy tremendo, pero las imágenes en papel pueden darnos mucha tranquilidad.

No estamos para nada en contra del alojamiento en la red, es solo una reflexión; nuestra vida digital no va a estar a salvo para siempre y también es bonito poder crear un álbum de imágenes que se herede sin mayores problemas, o se comparta de mano a mano.

Zink, el soporte destacado

Vamos a centrarnos en movilidad, en la forma más sencilla y divertida de poder imprimir y compartir imágenes.  Si echamos un vistazo a las impresoras más compactas es fácil sacar factor común de todas ellas y elegir a Zink como el formato ganador – o más utilizado – a la hora de imprimir.

impresora de bolsillo

Las impresoras Zink no usan cartuchos para dibujar, en lugar de eso se basa en una tecnología de papel con capas sensibles al calor con tintes cian, magenta y amarillo. La generación de los colores se logra mediante unos impulsos de calor, según la duración e intensidad se generarán los diferentes colores.

Encontramos impresoras Zink de fabricantes como Canon, HP o Polaroid. Pero no es la única opción, Fujifilm cuenta con un sistema propio llamado Fujifilm Instax que crea instantáneas muy parecidas en calidad, eso sí, con su propia personalidad.

Es importante conocer que el tamaño de papel de Zink es de 5 x 7,6 centímetros, ocupando la fotografía toda la superficie. Para que nos hagamos una ideal del precio, el paquete mínimo es de 20 hojas y cuesta 11,90 euros.

Gracias a Zink o Instax es posible crear impresoras minúsculas que funcionan con la energía de baterías, perfectas para llevarlas encima.

Lo que podemos hacer con una impresora portátil

impresoras de bolsillo

Si te gusta el formato pequeño y la posibilidad de compartir con tu gente las tomas que tienes en redes sociales como Instagram, quieres mantenerlas en formato físico, o incluso utilizarlas como una especie de tarjeta de contacto, estas impresoras son tu mejor opción.

El teléfono será tu ordenador y tu cámara. Hoy en día podemos tomar imágenes de gran calidad con nuestros teléfonos, en el formato pequeño que vamos a imprimir no vamos a necesitar más megapíxeles. La parte más interesante pasa por aprovechar las aplicaciones de edición y procesado que hay en iOS y Android antes de mandar a imprimir.

Estamos ante una impresora totalmente portátil. El tipo de impresoras que estamos describiendo cuentan con baterías, no hace falta conectarlas a la red eléctrica. Solo hay que llevar el teléfono móvil o cualquier otra fuente que se pueda comunicar con ella de forma inalámbrica.

La creación de pegatinas. No solo estamos imprimiendo en formato pequeño a una calidad bastante buena, sino que con el papel adecuado estamos creando imágenes que se pueden adherir gracias a su superficie trasera similar a la de una pegatina.

Imprimiendo desde tus redes sociales al papel. ¿Cuántos fotos tienes en Instagram? Seguro que muchas de ellas te gustaría compartirlas o mantenerlas en papel, pues estas impresoras te dan todas las facilidades para elegir las imágenes de las redes.

Canon ZoeMini

impresoras de bolsillos

Una primera opción que os queremos recomendar es la Canon ZoeMini, que basa su impresión en Zink. Disponible en colores negro, oro rosa y blanco, destaca por sus reducidas dimensiones. Con la aplicación Canon Mini Print podemos crear mosaicos, filtros y efectos de realidad aumentada.


comprar

HP Sprocket

impresoras de bolsillos

La alternativa de HP se llama Sprocket y también funciona con Zink y es posiblemente la más popular del mercado. Destaca por su atractivo diseño y ediciones especiales, como la que nos propone una funda y una tira de luces LED con pinzas para colgar las fotos.

boton compra

En Tecnología de tú a tú| 11 trucos para hacerte unos selfies realmente buenos en la ciudad


Etiquetas: