Me ha llamado poderosamente la atención una noticia que he leído, y que quería compartir con vosotros, de como grupos de delincuentes organizados utilizan programas como Skype para comunicarse y evitar a la policía. Y es que al parecer, estas bandas criminales organizadas han sabido sacar filón de las nuevas tecnologías y aprovecharse del reto que supone articular y regular de forma equilibrada el respeto de los derechos civiles y la protección de los datos de los usuarios de dichas aplicaciones.

Porque mientras la justicia encuentra problemas para regular esta materia, ellos cuentan con una herramienta de comunicación alternativa y mucho más segura, pues evita los archiconocidos “pinchazos telefónicos”, y por tanto, uno de los medios más usados evitar estas actividades delectivas.

Sin duda este es un tema que preocupa y mucho a las autoridades europeas, y de hecho la Unión Europea ha encargado a su Unidad de Cooperación Judicial (Eurojust) que investigue la manera de interceptar las comunicaciones telefónicas que se realizan a través de Internet.

Y es que Eurojust, entre cuyas labores se encuentra la de mejorar la eficacia de las acciones judiciales, considera esencial y de vital importancia para la seguridad del continente encontrar la manera de pinchar las llamadas que usan tecnología VoIP, como las que se realizan a través de Skype. Desde Skype, el líder mundial en VoIP, han asegurado que están dispuestos a colaborar con las autoridades europeas, pero mientras tanto…


Etiquetas: ,