Cuando encendemos nuestro ordenador muchas veces escuchamos ciertos pitidos que lo hacen sonar como una cafetera. Pero ¿A qué son debidos?

Al encender nuestro equipo la placa base hace una especie de escaneo a todo el sistema con el objetivo de comprobar si todo funciona correctamente y seguir con la carga. En concreto, el equipo, tras buscar una dirección de BIOS para testear la máquina y localizar el test (comprobación de dispositivos conectados) realiza una serie de rutinas que son las que chequean el hardware y se denominan POST (Power on Self Test). Este es el momento en que nuestro ordenador puede emitir los característicos pitidos a los que nos referimos.

Como entendemos que no tienes nociones de silbo gomero (el lenguaje de silbidos que utilizan en la Gomera) y aunque las tuvieras sigues sin comprender qué te quiere decir tu equipo, te detallamos qué significa cada variable de este peculiar código de pitidos de la placa base:

– Ningún pitido: No hay suministro eléctrico, no llega corriente. Cable sin enchufar o con problemas. Es posible que esto se deba también a que el altavoz de la CPU o “Speaker” esté fallando.
– Tono continuo: Error en el suministro eléctrico. Puede ser porque llega mal la corriente o la caja de suministro está estropeada.
– Tonos cortos constantes: La placa madre está defectuosa, es decir, está rota, es de lo peor que nos puede ocurrir.
– Un tono largo: Error de memoria RAM, lo normal es que esté mal puesta o que esté estropeada.
– Un tono largo y otro corto: Error el la placa base o en ROM Basic. Esto suele ocurrir mucho en placas base viejas.
– Un tono largo y dos cortos: Error en la tarjeta gráfica. Puede que el puerto falle, por lo que no habría más que cambiarla de puerto, pero también puede ser que la tarjeta gráfica sea defectuosa.
– Dos tonos largos y uno corto: Error en la sincronización de las imágenes. Seguramente es problema de la tarjeta gráfica.
– Dos tonos cortos: Error de la paridad de la memoria. Esto ocurre sobretodo en ordenadores viejos que llevaban la memoria de dos módulos en dos módulos. Esto significaría que uno de los módulos falla, o que no disponemos de un número par de módulos de memoria.
– Tres tonos cortos: Esto nos indica que hay un error en los primeros 64Kb de la memoria RAM.
– Cuatro tonos cortos: Error en el temporizador o contador.
– Cinco tonos cortos: Esto nos indica que el procesador o la tarjeta gráfica se encuentran bloqueados. Suele ocurrir con el sobrecalentamiento.
– Seis tonos cortos: Error en el teclado. Si ocurre esto yo probaría con otro teclado. Si aun así no funciona se trata del puerto receptor del teclado.
– Siete tonos cortos: Modo virtual de procesador AT activo.
– Ocho tonos cortos: Error en la escritura de la video RAM.

– Nueve tonos cortos: Error en la cuenta de la BIOS RAM.

Aunque muchas veces escuchamos estos pitidos y nos tememos lo peor luego el equipo sigue funcionando con normalidad. En ese caso sería problema del detector de errores o de esa especie de escaneo que nos hace al encender el ordenador.

En otras ocasiones estos pititos pueden tener significados diferentes, dependiendo también del modelo de plaza base del que se disponga.

Información cortesía de:


Etiquetas: