Para que seamos capaces de acceder al Mac, lo primero que tenemos que hacer es configurar una serie de parámetros en OSX. Iremos a “Preferencias del Sistema” y pulsamos el icono “Compartir”.

En la ventana que nos aparezca, seleccionamos las opciones “Compartir archivos” y “Compartir Windows”, para que el disco duro del PC sea accesible desde el PC. La única pega, es que a deferencia de Windows, OSX nos obliga a compartir todo el disco duro y no solo las carpetas que elijamos.

 

Antes de cerrar “Preferencias del Sistema”, fíjate que hay un texto en la parte inferior que nos indica cual es la dirección IP de tu Mac. Recuerda esa dirección ya que será necesaria para más adelante. También es necesario que recuerdes tu nombre de usuario de Mac, que es el que aparece al lado de la casita cuando abres el finder.

 

Ahora, sin apagar el Mac (o de otra manera no podrás acceder al disco duro), ya podemos ir al PC.
Abrimos el “Explorador de Windows” y pulsamos en el icono “Mis sitios de red”. Dónde deberá aparecerá un icono con el nombre “Agregar sitios de red”, que una vez que pulsamos 2 veces sobre él iniciará el Asistente para agregar sitios de red.

 

Pulsamos varias veces “siguiente” hasta que lleguemos a una pantalla que nos ofrece la posibilidad de indicar donde te quieres conectar. En este momento, en “Dirección de red” o “Internet”, debes teclear la dirección IP de tu Mac y el nombre del directorio donde tienes tus documentos. Y pulsamos “Siguiente”. En la siguiente ventana, sólo deberemos escribir el nombre que quieras para que luego te sea más fácil identificarlo. Pulsamos de nuevo “Siguiente” y el proceso se habrá terminado.

 

Ahora, cuando vuelvas a “MIs sitios de red”, verás que aparece un nuevo icono con el nombre que hayamos elegido en el paso anterior. Si quieres ver su contenido y asegurarte que accede a tu Mac, solo tienes que pulsar 2 veces en el icono y verás que tienes acceso al contenido del disco duro de tu Mac.

Ese recurso es como una carpeta más que estuviera en el PC. Puedes navegar por ella, copiar o grabar ficheros a cualquiera de las carpetas que contiene, etc. Pero con lo que debes de tener mucho cuidado es al borrar un archivo, ya que en lugar de guardarse temporalmente en la papelera, se borrará directamente, sin posibilidad de recuperarlo.


Etiquetas: , ,