Cómo todo en esta vida, el primer paso para la aplicación de esta nueva tecnología está pensado para los automóviles de gama alta, de lujo, que incorporarían los procesadores Intel Atom de la serie Z5xx en soluciones y sistemas de navegación satelital, servicios complementarios basados en geolocalización, y hasta en los sistemas de entretenimiento que despliegan imágenes en 2D y 3D de baja complejidad y aceleración de vídeos.

Y todo ello unido a las funciones básicas que los procesadores permiten desarrollar en otros dispositivos como los smartphones y los netbooks, como navegación por Internet, correo electrónico y mensajería instantánea, por citar algunos como ejemplo.


Etiquetas: ,