En época de crisis y ante batacazos de gran magnitud como el sufrido por Vista, las opciones de Software libre reaparecen con fuerzas renovadas, gracias a su apuesta por la sencillez, su gran variedad y además, que son gratuitas.

Y como consecuencia de todo lo anterior, se está experimentando un creciente interés por las soluciones que el Software libre ofrece, interés que se está haciendo evidente por el cada vez un mayor número de usuarios que apuestan por estas soluciones.

Si tuviésemos que hablar de ejemplos paradigmáticos de este movimiento, no podríamos dejar de hablar de 2:

– Firefox, el navegador de Internet que ya es empleado por el 21% de los usuarios, y que sin lugar a dudas basa su éxito en ser un programa abierto, es decir, cualquiera puede crear libremente aplicaciones que se integran en el navegador.

Así, existen complementos que permiten escuchar la radio, que impiden que se carguen anuncios, o que sincronizan los favoritos entre distintos ordenadores. Todo gratis, creado por usuarios.

– Y nunca podríamos dejar de hablar del auténtico caballo de batalla y paradigma de la lucha del Software libre: el sistema operativo Linux. Aunque apenas lo emplea un 1% de los usuarios de ordenadores, crece continuamente de la mano de dos tipos de máquinas contrapuestas: los grandes servidores (porque no existen apenas virus que lo ataquen y resulta bastante robusto) y los tan populares miniordenadores a los que algunas de las versiones de Linux se adaptan con facilidad (y que por cierto, por ser un sistema gratuito hace que por término medio cueste unos 50 euros más barato).

Parte del incremento en la utilización de Linux los útimos años, reside en que mientras que antes la instalación de Linux era bastante complicada pues se realizaba a partir de cero (lo que disuadía a muchos usuarios), por el contrario, ahora se han desarrollado distribuciones más asequibles, como Ubuntu, con entornos gráficos de fácil comprensión, y que permiten la convivencia en el mismo ordenador con Windows.


Etiquetas: , ,