Los usuarios de YouTube en Reino Unido no podrán visionar videoclips musicales, al menos a través del portal. El motivo es el gran desacuerdo que existe entre Google y la Performing Right Society (PRS), que es la compañía que gestiona los derechos de autor, una suerte de SGAE británica.

La PRS demanda mayor cantidad de dinero de la que Google pagaba hasta ahora por la emisión de videoclips musicales en el portal YouTube. Google, propietaria del portal, considera que la cantidad pagada es más que suficiente y que las pretensiones económicas de la PRS son demasiado elevadas, por lo que ha tomado una decisión tajante: Los usuarios británicos no tendrán acceso a ningún videoclips musical, y acceso libre al resto de los contenidos del portal de intercambio de videos.

Esta decisión, según Youtube, se ha tomado como medida de protesta frente a las pretensiones de la PRS. Por su parte, desde la sociedad gestora de los derechos de autor, se considera que Google está castigando a los consumidores y artistas británicos y califica como escandalosa la reacción de Google y YouTube.


Etiquetas: , ,