¿Jugando a ser Dios? Asimo, el robot de Honda, ha dejado ya de caerse por las escaleras y avanza a pasos agigantados. ASIMO ha dejado de ser el robot que no sólo puede avanzar y retroceder, desplazarse lateralmente, subir y bajar escaleras y darse la vuelta mientras anda (De hecho, ASIMO es el robot que mejor imita los movimientos de avance naturales de los seres humanos).

En este vídeo lo vemos asintiendo, moviéndose de una forma humana tan real que asusta por su parecido con las personas reales y aprendiendo a reconocer diferentes objetos que se le van mostrando. El video resulta tremendamente interesante, no desde un punto de vista de gandes acciones en al campo de la robótica, sino por la capacidad de Asimo de aprender. ¿Podéis imaginar un mundo con robots como compañeros de vida?


Etiquetas: ,