Más de cuarenta y tres millones de ordenadores en Estados Unidos han intentado descargarse en un año programas que aparentan ser software antivirus y que, en realidad, son programas malware que permiten el control remoto del computador a su remitente.

La cifra es estimada y podría quedarse corta, aunque se desconoce cuántos han sido realmente infectados por este método, y parece ser que este “modus operandi” ya ha desembarcado en Europa. Cuando hacemos click en estos avisos, el usuario es redireccionado a la web de una supuesta empresa de antivirus y software de seguridad y es entonces cuando intentarán vender un programa sobrepasa un precio de cien dólares.

Las web que utilizan como gancho están cuidadas en sus más pequeños detalles para aparentar ser una empresa de seguridad legítima, con una estética muy parecida a las marcas de software más conocidas. Según Symantec, uno de los mayores desarrolladores de software antivirus, se trata de un engaño utilizado durante muchos años, pero es en la actualidad cuando ha logrado mayores estafas.

Parece ser que se han detectado casi 300 variantes de este fraude que, para presentarse en sociedad, emplea nombres con apariencia comercial como SpywareGuard. Es muy fácil que el ordenador caiga en poder de manos malintencionadas, ya que el supuesto antivirus es el que abre el ordenador al control del estafador, que tendrá literalmente todos los derechos de administrador de nuestra máquina.


Etiquetas: