Son varios los fabricantes que se han acercado a la nueva tecnología de conexión USB 3.0, pero debido a lo incipiente de su desarrollo y a que se encontraba hasta hace muy poco en período de pruebas y testeos, no se había presentado formalmente ningún producto de uso masivo con certificación 3.0.

Con la llegada de este año, el nuevo formato USB desveló sus sorprendentes prestaciones, y en el CES, mostró que puede transferir datos diez veces más rápido con un tercio del consumo energético de la actual versión.

ASUS ha sido la primera firma informática en lanzar una completa línea de productos que incorporan en su diseño la conexión. Este fabricante de electrónica de consumo, quiere ser la primera compañía que incluye la conexión USB 3.0 en una placa base, consiguiendo además una optimización de la nueva tecnología que aseguraba que los usuarios pudieran extraer el máximo partido a su potencial.

El trabajo desarrollado por ASUS ha dado como resultado varios productos diseñados partiendo de cero para garantizar un rendimiento máximo de la nueva tecnología. El resultado supera a otras soluciones de la propia casa en rapidez y eficacia.

ASUS ha extendido su implementación del USB 3.0 a una gama completa de placas base que abarcan a todo el espectro de usuarios, desde el cliente medio de gran consumo al más especializado, experto en tecnología.

Para asegurar la compatibilidad y atender a los consumidores que no disponen e estas conexiones, ha desarrollado una solución única de tarjeta PCIe para ofrecerlo en las placas base lanzadas con anterioridad. Sin duda una apuesta decidida por este nuevo formato.