ASRock, la compañía subsidaria de Asus, via una actualización de BIOS en algunas placas base, ha conseguido facilitar el arranque en Vista y XP haciendo que se arranquen hasta 10 veces más rápido que en ordenadores con placas bases convencionales.

Usando la hibernación de Vista, la placa madre lo que hace cuando apagas el ordenador es reiniciar el ordenador, y luego dejarlo en modo hibernado, ahorrando así aún más que cuando lo hibernas tú, puesto que el ordenador se apaga, solo que Vista esta cargado. Por lo tanto, al encender el ordenador, Vista tan sólo tarda 4 segundos en arrancar.

Lo malo de esto, es de que sólo podrás tener un usuario en Windows y sin contraseña de seguridad, por lo que no es apto para empresas, sólo para usuarios que no tiene nada importante en su PC o que no le importe la privacidad.