Esta frase es el eslogan de una campaña para concienciar a los adolescentes del peligro de colgar imágenes en las redes sociales o de intercambio de archivos. Telemadrid, a instancias del Defensor del menor y con la colaboración de las respectivas fundaciones de Telefónica y Caja Madrid, ha producido el anuncio de televisión que podemos ver en el video enlazado, en el que alertan sobre el mal uso que pueden dar terceras personas a las imágenes difundidas por la red sin ningún tipo de restricción.

La cadena autonómica ha difundido el spot de manera gratuita entre todas las televisiones nacionales y la Comunidad de Madrid va a apoyar la campaña con carteles publicitarios en diferentes puntos. Aunque el anuncio está inspirado en una campaña parecida difundida hace algún tiempo en Estados Unidos, es evidente que la Administración por fin es consciente de la gran influencia de las redes sociales en los adolescente españoles.

Tanto Facebook como Tuenti son dos buenas herramientas que ayudan a sentirnos parte de un grupo pero que a la vez rinden excesivo culto a la imagen. Desde aquí, mi enhorabuena por la iniciativa.


Etiquetas: , ,