El año 2010 será muy, muy interesante en el ámbito de los microprocesadores domésticos. Intel ya anunció sus intenciones de introducir los 32 nanómetros en las CPUs domésticas de cara al 2010, ahora AMD confirma lo mismo por su parte.

Estos nuevos modelos empezarán a fabricarse a mediados del 2010 aunque se empezarán a vender en masa ya en la recta final del año. Dicha mejora implicará lo de siempre: un menor consumo, un mayor rendimiento y una menor temperatura de funcionamiento.

La mayor intriga es si el cambio entre los 45 y los 32 nanómetros es tan notable como el que veremos dentro de unos meses con las nuevas generaciones de gráficas. Hablamos de las ATi 4750 y RV740, fabricados ambos en 40 nanómetros y que por un precio mínimo se supone que podrá ofrecer un rendimiento similar al de una gráfica de gama alta.

El cambio de generación de microprocesadores entre los 65 y los 45 nanómetros no fue tan representativo ni tan importante como el salto que darán en los próximos meses las GPUs de 40 nanómetros asi que toca esperar para ver si ésta vez el cambio entre los 45 y 32 nanómetros sea notable.