A pesar de que el mundo de la tecnología ha experimentado un tremendo boom durante los últimos años y aunque este ha llevado aparejados múltiples cambios en cientos de aspectos de nuestra cotidianidad, lo cierto es que existen ciertos dispositivos y gadgets que continúan resultando imprescindibles.

Es el caso del ratón, un dispositivo básico para cualquier usuario que es capaz de condicionar la navegación y experiencia de navegación. Un accesorio que establece una relación directa con quien lo emplea y cuya elección no siempre resulta sencilla. Para facilitártela, El Corte Inglés te ofrece una selección de modelos de Microsoft con un 20% de descuento hasta el 7 de enero. Estas son las claves para elegir el apropiado.

El uso que vamos a darle

trabajo

En primer lugar y antes de proceder a su adquisición deberemos preguntarnos el uso que vamos a darle, es decir, cuánto tiempo vamos a utilizarlo, si este va a ser continuado o espaciado, y similares. Nuestro perfil profesional influye en gran medida en esta cuestión: no lo empleará por igual un programador que un mecánico o un gamer, por ejemplo.

De hecho, estos últimos, junto con editores de vídeo, ilustradores digitales y similares requieren de ratones más sofisticados, con funcionalidades añadidas, mayor sensibilidad, etcétera. Unos rasgos en los que incidimos con más detalle a continuación. También debemos tener en cuenta el lugar de trabajo –sobre todo si tenemos uno de tipo periodístico que nos obliga a desplazarnos y a teclear sobre el sitio-, un caso en el que conviene uno que no ocupe demasiado.

El tamaño

Como apuntábamos, las dimensiones del ratón pueden permitir llevarlo con nosotros cuando nos desplacemos con el ordenador. Sin embargo, también tenemos que tener en cuenta las medidas de nuestra mano y tipo de agarre es básico. El BlueTrack Sculpt Mobile de Microsoft resulta muy manejable.

BlueTrack Sculpt Mobile Azul

raton

 

BlueTrack Sculpt Mobile Azul

Se trata de un ratón ergonómico que se conecta al ordenador mediante un mini receptor USB y que resulta compatible con varios sistemas operativos. A saber: Windows 7, Windows RT, Windows 8 y Mac OS X. Cuenta con tecnología BlueTrack para el desplazamiento del ratón y viene con un botón Windows 8 que da acceso directo a la pantalla de inicio del OS de los de Redmond.

Cuenta con una pequeña rueda inclinable que permite el desplazamiento en cuatro direcciones y que nos brinda la posibilidad de agilizar la navegación. Además es muy compacto, perfecto para viajes y se puede utilizar en todo tipo de superficies, desde encimeras de granito hasta otra más convencional como una mesa de escritorio de madera. Tiene un descuento del 20% hasta el 7 de enero.

Las funciones

surface

Cuando hablamos de las funciones de este dispositivo, nos estamos refiriendo a los tradicionales botones (que no siempre tienen por qué ser físicos, algo que ha cambiado notablemente durante los últimos años). Lo ideal es que el que elijamos cuente con al menos dos de ellos, uno para hacer el clic convencional y otro para abrir los menús contextuales.

Los hay que, además, incluyen una pequeña rueda -o característica similar que se activa al realizar distintos gestos- que permite hacer scroll hacia arriba y abajo y lateralmente; una prestación aconsejable para los que leen en la pantalla del ordenador y que pasan largas horas frente a ella, pues permite agilizar la navegación.

Aunque está enfocado a usuarios muy concretos –principalmente diseñadores, gamers profesionales y perfiles similares- algunos ratones cuentan con una función de memoria incorporada que permite al usuario grabar el uso específico que le da a un botón o movimiento.

Algo muy útil para trabajos de postproducción audiovisual, de delineación y demás. En todo caso, estos deberán adaptarse a nuestras necesidades. De hecho, el mercado ofrece ratones con multitud de teclas programables, indicados para aquellos que quieren prescindir del teclado al máximo.

La precisión y tipo de sensor

raton

La precisión del sensor, medida en puntos por pulgada (DPI), es otra cuestión que resulta clave, especialmente si somos gamers o contamos con un trabajo que lo requiere. Para que te hagas una idea, se trata de la cantidad de puntos que el sensor del ratón puede detectar en una sola pulgada de movimiento. A más DPI, mayor cantidad de píxeles por pulgada y menor tamaño de los píxeles. En román paladín: más precisión.

No obstante, un sensor extremadamente preciso no implica que el ratón sea mejor y no resulta en absoluto recomendable para los usuarios convencionales, pues detectará cualquier movimiento mínimo que llevemos a cabo sobre la superficie, de micrones de distancia; algo en definitiva muy incómodo. Además, cabe tener en cuenta que algunos ratones de este tipo (de 6.000 DPI por ejemplo) superan las resoluciones de los monitores.

microsoft-raton-4-1

Asimismo, merece la pena comentar que muchos modelos permiten configurar esos DPI con el objetivo de que ajustemos y acomodemos esta sensibilidad a la manera que tenemos de desplazarnos, a nuestro gusto y similares. Una configuración que puede cambiar tremendamente de una persona a otra.

En cuanto al tipo de sensor, los ópticos vinieron a sustituir a los modelos mecánicos y otorgan mayor precisión. En concreto suelen detectar 800 ppp. Requieren del uso de alfombrillas (preferentemente monocromáticas y sin brillo) para favorecer el desplazamiento. Los láser, por su parte, son un poco más precisos y son capaces de lidiar con 2.000 ppp.

En este punto cabe destacar al Arc Touch Mouse Surface, cuya banda táctil responde de manera precisa a la velocidad de los movimientos del dedo. Además, emplea la respuesta háptica para los desplazamientos verticales.

BlueTrack Arc Touch Surface

raton

Un ratón de diseño flexible capaz de curvarse y adaptarse a la mano del usuario. Para encenderlo, de hecho, tendremos que doblarlo, pues carece de botones. Un ratón elegante y muy funcional que cuenta con Bluetooth Smart 4.0 y que nos proporciona una experiencia inalámbrica idónea.

Además, funciona de manera muy intuitiva y no son necesarios los clics bruscos. También nos permite hacer barridos a distintas velocidades con solo un dedo y desplazarnos de forma muy fluida e integra un indicador LED que nos informa cuando la batería se está acabando. Tiene un 20% de descuento hasta el 7 de enero.

BlueTrack Arc Touch Surface

La tasa de refresco y aceleración

raton-2

En relación con el punto anterior y aunque la sensibilidad resulta especialmente importante en los casos referidos, lo cierto es que un ratón muy preciso pero que tome pocas imágenes por segundo no nos permitirá exprimirlo al máximo. Además del uso al que lo vayamos a destinar (los usuarios de oficina no aprovecharán tasas de refresco superiores a los 500 Hz), la resolución de la pantalla es un punto clave a la hora de saber cuál elegir.

La aceleración es otra característica relacionada con la sensibilidad y que establece el umbral de desplazamiento del ratón. O sea, es lo que provoca que cuando este se mueva más allá de un punto determinado o a cierta velocidad, el cursor se desplace más rápidamente y se adapte. Los jugadores, por ejemplo, suelen desactivarla para evitar movimientos imprevistos.

La ergonomía

ergonomia

Si bien la forma en la que colocamos la mano es básica para cualquier usuario, esto se acrecienta en el caso de los que trabajan desde el ordenador, capaces de sentir cuestiones relativas a detalles ínfimos, el peso, la rueda para hacer scroll y demás. Lo ideal es que la ergonomía del ratón se adapte al tipo de agarre que nos resulte más cómodo.

Y aunque es probable que cada persona acabe cogiendo el ratón de forma distinta, existen hasta tres posturas comunes: palm grip, claw grip y tip grip. En cuanto a esta primera, permite tener la palma más relajada y reposada, la base y los dedos se encuentran en directo contacto con la superficie y se usa toda la mano para desplazarse. En esta posición, los ratones que abultan más por la zona de la palma son los más recomendables.

Para el agarre en forma de garra o claw grip, los alargados y curvilíneos resultan apropiados. Arquear la palma permite ganar precisión, de manera que se trata de un agarre habitual entre los más jugones que, en ocasiones requieren de un ratón que les deje hacer movimientos más bruscos y sea fácil de levantar. El peso será un condicionante clave en este aspecto.

Por último, el fingertip grip es aquella postura en la que la mano no se apoya sobre el ratón, sino que únicamente usa los dedos. Requiere de más esfuerzo pero también es más precisa. Aquí un diseño ancho, plano y cómodo, incluso con funciones táctiles, será de gran ayuda. Es el caso del Designer Bluetooth de Microsoft.

Designer Bluetooth

raton

 

Designer Bluetooth

Un ratón con un acabado negro mate que resulta agradable al tacto, y que mantiene la mano firme, sin desplazamientos poco controlados. Su diseño es redondeado y moderno, de perfil ultrafino, rueda para hacer scroll pequeña e integrada y amplitud cómoda. Además y gracias a la tecnología BlueTrack, puede funcionar sobre casi cualquier superficie –a excepción de espejos y cristal transparente-.

Otras de sus virtudes son que se trata de un dispositivo versátil, ambidiestro o neutral –puede controlarse el puntero con cualquiera de las dos manos y configurarse al gusto-, y que se conecta a nuestro ordenador o tablet a través de Bluetooth, sin necesidad de cables incómodos por encima de la mesa. Está rebajado un 20% hasta el 7 de enero.

El diseño

Más allá de la ergonomía, aunque estrechamente relacionado con ella, el diseño meramente estético del ratón puede ayudar a que nos decantemos por un modelo u otro. Un contexto en el que si bien hace unos años contábamos con opciones limitadas, en la actualidad disponemos de un amplio y variado abanico de modelos y acabados.

El grosor, el remate de los cantos, el cierre de la cajetilla de las pilas –imantado en los más cuidados-, el perfil, color y demás son aspectos que entran en juego para lograr un gadget elegante.

La compatibilidad con nuestros dispositivos

Lo más recomendable es que el ratón sea compatible con varios sistemas operativos. Y no solo nos estamos refiriendo a los presentes en ordenadores de escritorio y portátiles, sino también a los sistemas operativos móviles. Una prestación clave para poder utilizarlo desde tabletas y smartphones Android, por ejemplo.

La conectividad

usb

Cuando hablamos de conectividad nos estamos refiriendo al modo en el que el ratón se comunica con el ordenador –o dispositivo con el que vayamos a utilizarlo-. En primer lugar nos referiremos a la tradicional opción con cables, muy incómoda para la mayoría de usuarios –la queja habitual es que estos quedan desparramados encima de la mesa o detrás de ella, que abultan y requieren de agujeros específicos, y que condicionan el movimiento- pero que carece de ciertas desventajas como una conexión errática o verse condicionado por las pilas.

En cuanto a los dispositivos inalámbricos, pueden conectarse mediante infrarrojos o Bluetooth, aunque son más comunes estos últimos. En este punto deberemos valorar el alcance, es decir, a cuánta distancia es capaz de funcionar. Algo importante si, entre otros, vamos a utilizar el ratón con un monitor o televisor inteligente que no se encuentre a pocos centímetros de nuestra cara, sino a más de un metro.

La batería

batería

La fuente de alimentación o batería del dispositivo es otro aspecto que tendremos en cuenta. Algo que no contemplamos en el caso de los ratones con cables pero sí en los inalámbricos, que pueden funcionar con pilas convencionales pero también contar con baterías integradas y recargables (aquí tendremos que entrar a valorar la duración de las mismas y su “esperanza de vida”).

Incluso los hay solares, que son capaces de funcionar mediante la energía del astro rey y que suelen disponer de una pequeña placa en la parte central, justo donde recae la zona inferior de la palma de la mano.

El precio

Para acabar, otra cuestión que puede influirnos es el precio que queramos gastarnos. Un apartado muy personal pero ante el que debemos remarcar que no siempre un dispositivo más caro implica mayor calidad. Todo dependerá de nuestras preferencias y necesidades. Además, el mercado ofrece un amplio abanico a variados precios.

De hecho y al margen de los ejemplos comentados a lo largo de este artículo, recuerda que puedes encontrar otros ratones con un descuento del 20% en la página de El Corte Inglés; una selección de lo más variada que te permitirá dar con el que más se adapte a tus necesidades y que te brindará la oportunidad de poner en práctica los parámetros comentados. Eso sí, se encuentra limitada al periodo comprendido entre el 15 de diciembre y 7 de enero. ¿A qué esperas para hacerte con el tuyo?

 

Imágenes | Águeda A. Llorca


Etiquetas: