En pleno invierno y con la bajada de las temperaturas son muchos los consumidores que se ven obligados a incrementar su consumo energético y, por lo tanto, a gastar más en calefacción. Sin embargo, ahorrar en la factura sin pasar frío ni perder confort es posible gracias a la tecnología.

Nos estamos refiriendo a dispositivos que, como el termostato Nest, convierten nuestra casa en un hogar más inteligente. Un gadget innovador que sabrá adaptarse no solo a tus necesidades y consumo, sino a tus hábitos y rutinas; y que te brindará la oportunidad de estar al tanto de todos los detalles gracias a su aplicación móvil. A continuación te explicamos todo lo que tienes que saber para tener en tu hogar este dispositivo recién aterrizado en España.

Efectivamente, porque ha sido hace tan solo unos días cuando la compañía propiedad de Google ha presentado sus productos para un hogar más inteligente; unos dispositivos entre los que se encuentra el citado termostato y que puedes adquirir a partir del 15 de febrero a través de la página oficial de El Corte Inglés. Pero vayamos con algunas características del aparato en cuestión.

La compatibilidad, un aspecto que no puedes perder de vista

Captura de pantalla 2017-02-13 a las 13.08.45

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de adquirir este termostato de tercera generación es si resulta compatible con tu sistema. Sí, porque no funciona con radiadores eléctricos, sino que está pensado para operar con sistemas de calefacción central.

No obstante, esto incluye un amplio abanico. A saber: calderas mixtas, calderas solo para calefacción y de sistema, depósitos de agua caliente domésticos –calentados mediante una caldera de gas-, sistemas de suelo radiante, y hasta bombas de calor de fuente de aire y geotérmicas –solo calefacción-. Los sistemas por zonas (con un termostato Nest para cada una de ellas) y los de calentamiento con la tecnología OpenTherm son otros de los que pueden trabajar con él.

Además, si no quieres complicarte la vida mirando las especificaciones técnicas, la entidad ofrece, a través de su página oficial, un apartado que te dice directamente si el tuyo es compatible. E incluso te brinda la posibilidad de recibir alertas cuando se produzcan novedades al respecto. Esto ocurre, por ejemplo, al seleccionar la calefacción eléctrica.

Cuando diseño y funcionalidad se dan la mano

nest diseño
Por otra parte, una de las grandes virtudes del termostato Nest radica en su aspecto; pues cuenta con un diseño cuidado, redondo, capaz de adaptarse a cualquier estancia y muy moderno. En concreto tiene unas dimensiones, una vez montado, de 8,4 centímetros de diámetro y 3,2 centímetros de altura; con un peso total de 244 gramos. Es decir, que no ocupa demasiado espacio.

En todo caso, lo hace con estilo, pues dispone de un acabado en acero inoxidable mate y una pantalla LCD en color de 24 bits, de 5,3 centímetros de diámetro, y resolución 480 x 480 con 229 píxeles por pulgada (PPP). Al margen del sensor de temperatura, tiene otros para la humedad, el movimiento cercano, lejano y la luz ambiental.

De hecho, cuenta con un modo que nos muestra la hora al alejarnos y la temperatura una vez detecta que nos encontramos a escasa distancia. Algo muy cómodo, pues no es necesario tocar la pantalla para leerla. Otra opción es colocarlo sobre su soporte específico que, si bien se vende por separado, te permitirá colocarlo en un estante o una mesa en lugar de en la pared.

Otra de sus particularidades es que, precisamente, esta forma circular hace que utilizarlo nos recuerde a aquellos viejos teléfonos de rueda. Deberemos ir girándola para seleccionar las diferentes temperaturas y similares. También es posible presionarlo, incidiendo fuerza sobre la parte inferior para cambiar los ajustes y configuración.

heat_link

Y no viene solo, sino que la caja incluye un Heat Link de 11 x 11 x 2,8 cm, que se instala sobre la pared y que es el que controla la caldera. Su instalación no resulta excesivamente complicada, pero debe seguirse paso a paso con atención, pues requiere de conexiones a la misma, así como a una toma de corriente de 240V. Empieza cortando la luz para protegerte y continúa quitando la tapa.

Dentro de él encontrarás las conexiones eléctricas necesarias para poder usarlo, para instalarlo correctamente puedes acceder a la guía oficial o si no quieres complicarte ponte en contacto con un instalador profesional de la propia compañía.

Cómo funciona

Dicho lo cual, ¿cómo funciona exactamente? Y, lo más importante, ¿cómo utilizarlo? Aquí debes saber que usar el termostato Nest no implica complicación alguna, sino que este ofrece una interfaz simple y muy intuitiva. La función más básica, por ejemplo, es la de subir y bajar la temperatura, algo que puede hacerse a través de la mencionada rueda.

Durante esta acción es posible que aparezca una hojita verde en la parte inferior de la pantalla, lo que querrá decir que estamos eligiendo una temperatura más eficiente.

Asimismo, tras varios días de uso, el propio sistema será capaz de reconocer cuáles son tus preferencias de confort en casa –es decir, si a determinadas horas del día prefieres unos grados de más o de menos-, y se adaptará –creando un programa automáticamente- para ofrecerte las prestaciones y configuración que más se adapten a tus necesidades.

nes2

Y más allá de saber cuándo entras en una habitación, el termostato Nest utiliza sus sensores integrados y la ubicación de tu teléfono para confirmar que no hay nadie en casa. De esta manera, se ajusta automáticamente para ahorrar energía. Tampoco interfiere en el caso de las mascotas. Incluso puede apagar el agua caliente si detecta que estás fuera durante varios días seguidos.

Para acabar, no solo sirve para regular la temperatura sino que existen otros productos que son compatibles con él. Es el caso de las bombillas Philips Hue y algunas lavadoras Whirlpool. Respecto a estas primeras, el Nest podría decirles cuándo encenderse, algo muy útil para confundir a los potenciales ladrones y evitar sorpresas desagradables.

Más allá del control manual

Más allá del control manual, también puedes manejar el Nest a través de otros dispositivos como el móvil y el ordenador. Para lograrlo con éxito lo primero que tendrás que hacer es crearte una cuenta en la que se establecerá tu perfil energético, a través de la cual podrás consultar el uso que le estás dando; así como gestionar el termostato desde cualquier lugar.

Sin embargo, nos quedamos con su app, compatible tanto con Android como con iOS, y que te permitirá utilizarlo de forma remota más ágilmente. Algo muy cómodo si, por ejemplo, estamos a punto de llegar a casa, hace mucho frío y queremos que incremente la temperatura más de lo habitual.

nest app

Con ella también es posible ver la humedad interior, los grados que hace en el exterior, el historial de energía por días, los detalles por horas y otros datos muy útiles para ahorrar en la factura.

Recuerda que El Corte Inglés es proveedor oficial de Nest, desde el 15 de febrero puedes adquirirlo en su tienda online o establecimientos.

 

En Tecnología de tú a tú | Estos son los 8 electrodomésticos más eficientes que harán pequeña tu factura de la luz