La luces Lumiblade tienen de una superficie extraplana, que se puede obtener en múltiples formas y colores, adaptándolas así a las necesidades de iluminación que tengamos, creando una luz homogénea en toda su extensión.

Tienen un grosor de menos de 2 milímetros y apenas disipan calor, por lo que pueden usarse en múltiples escenarios además de ser mucho más eficiente y ahorrar mucha energía. Philips ya ofrece las Lumiblade de forma comercial, aunque debemos pedirlas a través de su página web y ellos nos contactarán para el pago. Ah sí, los precios de éstos no es que sean precisamente asequibles hoy en día pero vamos, que seguramente bajarán así que… ¡a esperar!