Los maniáticos de la limpieza están de enhorabuena, Vioguard ha presentado el teclado que se limpia solo. Un teclado capaz de detectar el nivel de suciedad y recomendar su limpieza. Para ello el teclado está dotado de una base retráctil que permite salvaguardar el teclado cuando no se usa o forzar su limpieza parando el uso durante los noventa segundos, aproximadamente, que dura el limpiado del mismo. Un baño de rayos ultravioletas de potencia media permite eliminar todo rastro bacteriológico y microbiológico.

Aprovechando el "tirón" de la gripe A que se contagia por el contacto, es una buena excusa para promocionarse, aunque veremos que su prohibitivo precio de 900 dólares hace que dudemos de su extensión en términos de uso, quedando en una mera anécdota que hará publicidad a la empresa creadora del engendro de teclado que podemos ver en la foto.

A pesar del excesivo precio y lo difícil que resulta percibir la necesidad de limpiar un teclado con asiduidad, hay que reconocer que el teclado es uno de los elementos más sucios y antihigiénicos de todo hogar. Según estudios de la revista "Wich?", el teclado sufre una suciedad cinco veces superior a la de un urinario, aduciéndose como motivos el hecho de comer sobre el teclado o de utilizarlo tras visitar el servicio sin lavar las manos con posterioridad, provocando una lluvia de bacterias.

Sin más preámbulos, dejamos paso al video que muestra el curioso invento de Vioguard y el aparatoso artefacto que permite la limpieza del teclado. Como ya hemos dicho, su practicidad es mínima a día de hoy por precio y tamaño, pero el concepto de futuro es muy bueno.

Cuando las pantallas sean táctiles gracias a Windows Surface Pack, no queremos imaginar el invento que permita su limpieza con este método futurista de baño de rayos ultravioletas…


Etiquetas: