El que es el soporte del futuro en términos de almacenamiento, los discos de estado sólido (SSD), avanza a ritmo de vértigo. Micron ha presentado discos con una tasa de transferencia de 8Gigabytes por segundo (que no gigabits), o sea, la capacidad de un dvd de doble capa es transferible en un segundo entre discos SSD por ejemplo.

La velocidad, que hasta ahora era la gran pega de estos nuevos dispositivos, parece que ve la luz, y es que los discos actuales tienen los años contados debido a términos de espacio y a su estructura mecánica poco acorde con los tiempos digitales que corren. Todo un logro que ha conseguido el fabricante Micron