La conducción de un automóvil requiere toda nuestra atención, máxime cuando cualquier descuido puede poner en peligro la integridad de los que circulen en la vía, tal como la Dirección General de Tráfico nos recuerda con tanto énfasis en los últimos meses.

Es por ello, quela práctica totalidad de los fabricantes, están dotando, en mayor o menor medida, de sistemas que simplifiquen la maniobrabilidad, reduciendo al mínimo cualquier acción superflua que pueda distraernos.

Uno de los sistemas más ingeniosos es la interacción por voz, a la que ya se han acercado en diversos modelos desde los años ochenta, sin resultados esperanzadores. Hasta ahora…

Microsoft y Ford  llevan un lustro perfeccionando una plataforma de entretenimiento enfocada al automóvil con la peculiaridad de que todas las acciones se ejecutan mediante la voz del ocupante del vehículo. En un principio destinada a la gama alta de Ford, hoy en día ya es asequible en modelos de precio medio, y comienza a exportarse al resto de frabricantes.

Esta tecnología, llamada SYNC,  interacciona con nuestro smartphone para convertirlo en el núcleo multimedia, y gestionar tanto las funciones típicas de un teléfono móvil, junto a otras añadidas como puede ser la activación del autorradio, búsqueda de emisoras, manejo del GPS, establecer velocidad de crucero, lectura de mensajes entrantes, etc…

Cabe destacar también la seguridad añadida en caso de accidente, ya que permite avisar de un accidente mediante un mensaje grabado en varios idiomas al centro de emergencias, informando de nuestras coordenadas GPS, en el mismo momento en que salta el airbag sin que el conductor o pasajero realicen acción alguna.

Los nuevos modelos TOM TOM y GARMIN han recorrido esta misma senda para ofrecer al usuario toda la capacidad de interacción sin mover un solo músculo que nos pueda distraer de la carretera.


Etiquetas: , ,