World of Goo es el juego más sencillo, barato y rentable del aó 2008. Distribuido de forma online para PC, Wii, Mac y Linux, se ha hecho pública la fecha en la que será posible adquirirlo de forma tangible en las tiendas especializadas y centros comerciales de España.

El precio será de 29’95€ y que a nadie le quepa duda de que se convertirá en una codiciada pieza de cualquier juegoteca que se precie de serlo. La historia de la creación de este juego parte de dos ex empleados de Electronic Arts, que formaron una desarrolladora independiente de nombre 2D Boy. Con un presupuesto efímero y un concepto genial dieron a luz a el juego más adictivo del 2008, recordando a clásicos sencillos del género como Push Over, Lemmings, etc.

El juego en sí tiene un propósito básico, llevar el número máximo de Goos (o al menos el mínimo requerido) hasta la salida de cada pantalla. Los Goos son unas “bolitas” capaces de dar lugar a complejas estructuras si se situan entre sí lo suficientemente próximos, de forma que se generan conexiones entre ellos dando lugar a entramados por los que el resto de Goos, no utilizados en la creación de la estructura, podrán circular con libertad.

Un concepto que recuerda muy mucho al de los Lemmings en su afan de crear el camino que guie a la salida a sus compañeros, una reinvención de una leyenda del videojuego. Lo que hace posible la adicción a este juego es la física y la dinámica que han conseguido recrear en las estructuras, sensibles al peso de los propios Goos, al viento y a los posibles obstáculos que se situen en el camino que obstruye la salida de cada nivel.

Además hay distintos Goos que permiten flotar como globos, fijar puntos de apoyo y otras características que se van añadiendo cada nivel para hacer más complicada la curva de dificultad conforme se avanza. Si exhas de menos a los Lemmings, los Goos llenarán tu vacío interior.


Etiquetas: