La industria de los videojuegos avanza a pasos agigantados. Como explicamos hace unos días, el 4K ha llegado para quedarse, es el sustituto natural del FullHD. Y es que si una tele a resolución 1080p cuenta con poco más de 2 millones de píxeles, en un 4K la cifra se dispara: 8.294.400 píxeles.

Eso sí, para reproducir un videojuego a esa resolución hace falta una máquina a la altura. Necesitamos mayor potencia de cálculo, una poderosa tarjeta de vídeo y, cómo no, un monitor compatible.

Decía Kevin Hoare, presidente de Rockstar Toronto, una de las sedes creadoras de ‘Grand Theft Auto IV’ y sus respectivas expansiones que, para mover el último ‘GTA V’ en 4K a 30fps hacía falta, como mínimo, «una tarjeta Nvidia GTX 760 con 2GB de VRAM». Esto, traducido al cristiano, son 160 euros de tarjeta de vídeo. Nada mal, ¿verdad?

Buscando el monitor perfecto

4kk

Para poder jugar a 4K de manera fluida necesitamos que nuestra pantalla o monitor cumpla con una serie de requisitos. Uno de los más importantes son los hertzios. La tasa de refresco nunca debe estar por debajo de los 60 Hz, aunque existen bastantes modelos que suben hasta los 75 Hz.

Por otro lado debemos ser realistas: no por tener una pantalla gigante vamos a ver mejor nuestros juegos. ¿A qué distancia vas a jugar? ¿En un salón o en un dormitorio? Si estás pegado a la pantalla verás los píxeles, quieras o no. Y, si te alejas demasiado, tampoco podrás disfrutar de ese extra de resolución.

Nuestra recomendación es que busques un monitor de 27-30 pulgadas, pero tampoco te preocupes si es de 24. Con un monitor de 30 pulgadas los PPI —densidad de píxeles por pulgada— serán de 146. Si tu pantalla es de 34 pulgadas esta densidad será algo menos, y si bajamos hasta los 24, en 4K la densidad será de 184. Estos valores son muy importantes ya que el escritorio de Windows suele dar algunos problemas como pantallazos negros cuando subimos a partir de los 200 PPI.

Otro requisito: el brillo. Recomendamos que, como mínimo, posea 300 cd/m2 (candelas por metro cuadrado). Este determina la cantidad de iluminación que son capaces de arrojar los píxeles del panel. A mayor valor mayor capacidad de contraste, tanto en el rango de los negros como en las zonas iluminadas.

GPU: el núcleo de procesamiento

TITAN

Pero de poco nos sirve un monitor de altas prestaciones si la torre no es capaz de ejecutar el juego a esta resolución. Aquí caben destacar dos elementos: la RAM y las GPU’s. Sí, en plural, porque los mejores sistemas montan varios módulos.

En la actualidad, las arquitecturas Maxwell y Kepler han sido sustituidas por Pascal, así que conviene que tu equipo cuente con esta última, que será ostensiblemente más cara pero mucho más resolutiva con los videojuegos de última generación.

Estos son los requisitos, por ejemplo, para jugar al espectacular ‘Rise of the Tomb Raider’ a 4K y 30 frames por segundo:

  • CPU: Intel Core i7-3770 o AMD FX-8350
  • GPU: NVIDIA GeForce GTX 970 o AMD Radeon R9 290X
  • RAM: 8 GB

Si queremos volvernos locos y jugar a ‘Forza Horizon 3’ a 4K, los requisitos se disparan ya que recomiendan el doble de memoria virtual y el escalón siguiente en la tarjeta gráfica:

  • CPU: i7 3820 a 3.6GHz de velocidad
  • GPU: NVIDIA GTX 1060 o AMD RX 480
  • VRAM: 4GB
  • RAM: 8/12GB

Como ves, tu equipo no puede quedarse atrás. En el segmento AMD podemos lanzarnos hasta por la Radeon R9 Fury X, una de las mejores tarjetas de su segmento pero al alcance de muy pocos bolsillos. La otra alternativa está dentro de la serie RX (la 480 no supera los 200 euros).

En cualquier caso, los costes no han dejado de bajar y día a día tenemos sistemas más potentes y fiables.

Los periféricos más importantes
HDMI

Por último cabe destacar uno de esos elementos que se olvidan por simple ignorancia: el cableado. Necesitamos usar siempre cables HDMI compatibles con el último protocolo de transferencia, rango completo con HDR y capaces de reproducir a 4K, sin cuellos de botella ni artefactos raros en la transferencia de imagen.

Y ya no se trata sólo de imagen: el audio también es un elemento muy importante. Así que necesitamos un cable que sea capaz de transmitir los diferentes formatos digitales compatibles, desde 2.0 (estéreo/mono), 2.1, 5.1, 7.1, DTS-HD Master Audio, Dolby TrueHD y Dolby Digital.

A por los mejores modelos

Coche 4k

Pero hablar de especificaciones sin dar nombres propios tampoco es la solución. Seguro que con esta variedad de monitores y sistemas de primer nivel encuentras tu favorito. Y siempre podrás acceder a las etiquetas de gaming para encontrar más ofertas.

Samsung U28E590D

Nos encontramos con el primer contendiente, un monitor que sube hasta los 370 cd/m2, capaz de reproducir Ultra HD sobre 28 pulgadas de panel. Este modelo ofrece además un contraste dinámico bastante alto y un ángulo de visión de 170 grados. Es una opción muy recomendable para cualquier tipo de usuario.
MONITOR SAMSUNG

Acer XB Predator

Aunque si quieres dar un salto en especificaciones, Predator, monitores oficiales en las competiciones de deportes electrónicos, cuenta con esta impresionante pantalla ISP de 28 pulgadas. Cuenta además con la tecnología NVIDIA G-SYNC que aportar mayor fluidez al elimina el tearing de la pantalla y minimiza el parpadeo. Será como verlo todo a 200 Hertzios.
MONITOR PREDATOR

 

Acer H7 H277HK

Quizá el modelo anterior se dispare un poco para algunos presupuestos. Así que este ACER está entre medias de los dos: 27 pulgadas a 4K, tasa de refresco de 60Hz y un diseño basado en peana de aluminio muy sobria y elegante. Un modelo ideal para casi cualquier gamer que se precie.
MONITOR ACER

 

HP OMEN 870

Vamos a por los ordenadores, concretamente una torre con procesador Intel Core i7 6700K. Este modelo cuenta con 32 gigas de RAM, superando con mucho las necesidades de los juegos citados, pero es que además incluye el famoso chipset Intel Z170 al que pocas cosas se le resisten. Podrás jugar sin complicaciones y disfrutar de su tarjeta de sonido exclusiva y el veloz disco duro de estado sólido donde monta el sistema operativo.
PC OMEN

 

Lenovo Ideacentre Y710 Cube

Con un descuento del 15%, este Intel Core i7-6700 está construido sobre una estructura muy interesante. Cuenta con 24 GB DDR4 y una tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1080 o, lo que es lo mismo, todo lo que necesitarás para jugar a cualquier videojuego actual. 8 GB dedicados al vídeo: nada mal, ¿verdad? En su configuración de tienda se incluye un disco duro de 2TB más otros 128GB de estado sólido para hacer correr las aplicaciones a la máxima velocidad.
PC LENOVO

Prolinx V2VA

Por último, como decíamos, aquí destacamos un cable HDMI bañado en oro de metro y medio y capaz de reproducir los últimos estándares de vídeo y audio. Incluye su propio canal HDMI Ethernet para sincronizar los dispositivos compatibles y, como es lógico, es óptimo para reproducir 4K.
CABLE HDMI

 


Etiquetas: ,