Cada cierto tiempo leemos críticas mordaces  a aquellos usuarios que optan por lo mejor, equipos potentes optimizados para el overclocking y los más altos ratios tanto en resolución como en tasa de refresco de imágenes. Pero apuntar a la gama alta cuando hablamos de informática no tiene nada de locura: tu equipo aguantará más, rendirá mejor durante más tiempo y te mantendrá en la élite del juego mientras el resto piensa en su próxima ampliación. Esta es la razón de ser de los ordenadores gaming.

Además, los equipos gaming ofrecen una experiencia, como veremos, mucho más completa. Mejor equipación en software, diseño visual, sistemas de ventilación más elaborados, procesadores Intel Core en sus variantes de mayor rendimiento, gráficas punteras, informática modular… Pero mejor vayamos punto por punto.

Configuración técnica sin medias tintas

ordenadores gaming

Jugar en consola está bien. En serio, es divertido y bastante inmediato. Pero si lo que tus ojos exigen es la máxima calidad posible, las capacidades técnicas con las que los propios desarrolladores crearon sus juegos, la alternativa está clara y se llama PC.

Saltar de los 30 a los 60 FPS o incluso a tasas más altas, cambiar de una resolución dinámica a 720p a un 4K nativo sin reescalar, renderizados multinúcleo, sombras volumétricas de mayor densidad, texturas en alta resolución, motion blur (desenfoque de movimiento) natural, anti-aliasing, sincronización vertical que elimina el odiado tearing de algunos videojuegos con mucho movimiento en pantalla… las ventajas que brinda un PC de gama alta son demasiadas como para enumerarlas en su totalidad.

También es importante la presencia de procesadores de alto rendimiento como los Core i7-7700HQ y Core i7-7820HK de Intel. Mientras que otros portátiles abogan por chips de menor rendimiento por razones de coste y movilidad, los equipos gaming pueden explotar al máximo un hardware que facilita por ejemplo las sesiones de captura y streaming con comentarios en vivo, donde se hace necesario el uso de un procesador con más músculo.

Jugar en PC es jugar de forma comprometida y, si te inclinas por los eSports, mucho más profesionalizada.

Software especialmente actualizado y optimizado

ordenadores gaming

Ya estemos hablando de portátiles o sobremesa, los sistemas gaming como la familia OMEN by HP, cuentan con una serie de programas que optimizan y mejoran los juegos. Así de simple. HP, además, ofrece opciones de overclocking instaladas de fábrica en su línea de equipos para juegos, evitando el uso de herramientas complejas y de uso poco recomendable si se carece de experiencia previa.

Las tarjetas AMD o nVidia integradas en estos ordenadores reciben actualizaciones constantes para mejorar la seguridad y el rendimiento sin complicaciones. Estos parches no solo mantiene su rendimiento en un nivel muy alto con el paso del tiempo, sino que desbloquean distintas features exclusivas para los equipos que demandan más RAM y procesadores más rápidos.

Además, el control que podemos ejercer sobre esa tarjeta -profundidad de color, suavizado de figuras tridimensionales o benchmarking– sería totalmente inviable en equipos de categoría inferior. Y jugar desde un tope de gama a The Witcher 3 al máximo o Star Citizen en configuración Ultra es algo totalmente distinto a hacerlo usando un PC que apenas cubre los requisitos mínimos solicitados por cada estudio.

Juegos y accesorios para todos los gustos

Desde los viejos StarCraft y WoW a Company of Heroes, de Path of Exile a la joya S.T.A.LK.E.R., el shooter CS:GO, el MOBA Dota 2, los vicios eternos en Total War, el admirado ArmA o simplemente Digital Combat Simulator, si lo tuyo es la aviación bélica, esmerada en detalles y con gráficos y comportamientos físicos realistas, los juegos por los que hoy se pelea el usuario medio de consola los tienes en PC casi siempre más económicos. Y con mayores opciones de configuración.

Steam cuenta con millones de usuarios compartiendo librerías -la plataforma de Valve ya supera los 10.000 títulos-. Y para quien no quiera jugar en Steam, también tenemos servicios como Origin de Electronic Arts y hogares para el indie recóndito tal es el caso Itch.io. Y eso sin contar las ofertas alucinantes de Humble Bundle y la retrocompatibilidad con juegos clásicos desde GOG.com, plataforma subsidiaria del estudio polaco CD Projekt.

Por supuesto, también podemos jugar con mandos de consola como complemento a cualquier teclado, trackball, trackpad y ratón compatible. Que lo son… todos. A esto se puede añadir una amplia gama de accesorios específicos de alto rendimiento. En el caso de los ordenadores portátiles, además, sus teclados se encuentran siempre a un nivel superior que el de otros equipos, con grandes teclas de mayor recorrido e iluminación RGB.

El juego en su vertiente pecera es además una experiencia más social. Las funcionalidades para comunicarnos en un PC gaming son enormes y muchas vienen implementadas  por el propio fabricante, ya que cuentan con software que deriva la cantidad de tráfico de red para optimizar el juego online –lo que se conoce como networking prioritization.

ordenadores gaming

Si nos gusta charlar por el micrófono mientras jugamos, seguro que ya sabes que con un PC tienes la posibilidad de interactuar en un servidor con 60 usuarios a través de TeamSpeak y una cantidad idéntica desde Ventrilo. Nadie impone restricciones ni se corta la comunicación en mitad del campo de batalla, ya que estos clientes de comunicación VoIP están altamente optimizados a partir de modelos profesionales como los torneos de eSports.

Preparados de serie para realidad virtual

Los PC de gamas baja y media ni siquiera se plantean conectarse a sistemas de realidad virtual como Oculus Rift o las gafas Vive de HTC. Ambas se han convertido en dos referentes sólidos y cientos de desarrolladores a lo largo de todo el globo han apostado por ellas para crear nuevas formas de juego. Ahora llega también la propuesta de Microsoft, conocida como Windows Mixed Reality.

Dadas las necesidades técnicas de los sistemas de realidad virtual y mixta, hace falta un PC muy potente para poder ejecutar estos contenidos con fluidez. Aquí es donde vuelve a resultar interesante la adquisición de un equipo gaming de cierta categoría, que como en el caso de la gama OMEN by HP vienen certificados para funcionar correctamente con cualquiera de los principales visores del momento.

Lejos del mundanal ruido

ordenadores gaming

Volviendo a la comparativa entre sistemas de juego, las videoconsolas montan sistemas de ventilación muy pequeños debido a las limitaciones de su construcción. Esta falta de espacio redunda aspas trabajando a marchas forzadas y que pueden terminar generando un ruido terrible cuando el calor del verano aprieta.

En un buen PC tú decides la velocidad a la que girarán esas aspas mediante un software de control. Sistemas como los OMEN by HP cuentan con dos ventiladores de unos imponentes 120 milímetros e incluso la opción de instalar refrigeración líquida para funcionar de forma totalmente silenciosa.

La ventilación alrededor de los bordes de la caja no sólo absorbe más metros cúbicos de aire para disipar el calor excedente de forma más eficiente, sino que también genera corrientes de aire más efectivas, por lo cual gasta menos energía. Así que además los equipos gaming de HP son comparativamente eficientes.

Be cool, my friend

ordenadores gaming

¿Por qué alguien debería decirnos cómo vestir cada día? De la misma manera, no tenemos por qué sentirnos obligados a comprar una caja cerrada con unas especificaciones concretas, con un diseño y una estética predefinida.

Con los equipos gaming queda en nuestras manos elegir los colores de la iluminación LED, el tipo de teclado o ratón que nos gustaría configurar para él -con las consiguientes teclas macro, alfombrilla, tipo de modelo, bien cableado, bien inalámbrico- e incluso las posibilidades de refrigeración.

En definitiva, un PC gaming de requerimientos superiores nos concede una libertad extra. Ese PC no sólo nos pertenece, sino que representa una extensión de nuestros gustos, de los hábitos de cada dueño. Y como están descubriendo más y más jugadores, aunque su coste pueda parecer elevado, a la larga terminan saliendo más económicos.


Etiquetas: ,