El planteamiento de Takeda era lógico: un sensor giroscópico es un aparato de medida que sirve entre otras cosas para calcular el ángulo o la velocidad de rotación y controlar la posición de un objeto. Añadir eso a la experiencia de juego de Wii iba a suponer un gran paso adelante, pero inroducir giroscopios lo suficientemente precisos para lo que los juegos de Wii requerían, costaban miles de dólares y eran tan grandes que ocupaban buena parte del morro de un avión, un barco o de satélites como el que alberga al telescopio Hubble.

Por eso fue necesario esperar, hasta que apareció MEMS, un término que abarca las técnicas de microfabricación con semiconductores para producir estructuras mecánicas de tamaño mínimo. A medida que el volumen y el precio de ese mecanismo se iba reduciendo Wii Motion Plus se hizo realidad: un pequeño hardware de apenas 40 gramos de peso que se acopla al mando de Wii clásico.

La clave del nuevo hardware de Nintendo, y que lo diferencia de otros aparatitos que ya llevan algunas cámaras de vídeo para corregir el templor de la imagen, es que el nuevo sistema empleado por el Wii Motion Plus no está limitado a corregir una ligera vibración, sino ser capaz de captar los movimientos increíblemente rápidos que un jugador realiza, por ejemplo, en un partido de ping pong.

Al fin y al cabo, todo radica en que el nuevo Wii MotionPlus funciona con un sensor giroscópico capaz de detectar 1600 ángulos de giro por segundo (cinco veces más que los otros dispositivos). Nintendo ha puesto el siguiente ejemplo para hacernos entender de lo que estamos hablando: ¿Cuál es el efecto que la tecnología de Wii MotionPlus consigue en comparación con la que viene de serie con el mando de Wii? Usemos una metáfora. Una cámara de video normal graba a treinta imágenes por segundo. Si observamos de forma natural, el movimiento del brazo de un tenista en un segundo, estaríamos haciendo “treinta fotografías” de dicho movimiento.

Ése sería el mando de Wii. Ahora imaginemos una cámara de grabación ultrarrápida. Si grabáramos el movimiento del brazo de un tenista en un segundo, esta cámara ultrarrápida haría miles fotografías en el mismo periodo de tiempo, lo que le permitiría observar y analizar mucho mejor el movimiento del brazo del tenista. Y eso es Wii Motion Plus.

Y no debemos imaginarnos que el nuevo Wii Motion Plus va a suponer una experiencia díficil de controlar, pues según Nintendo es igual de accesible para los que cojan el mando por primera vez, pero con la gran diferencia que ofrece enormes posibilidades para los jugadores que quieren mayor precisión, realismo y fidelidad de control. Para comprobarlo por nosotros mismos, tendremos que esperar al 24de julio.


Etiquetas: , ,