ttt-666

Si echamos la vista atrás a las dos últimas décadas vemos que la evolución de los televisores ha sido espectacular. Parece que fue ayer cuando utilizábamos las televisiones de tubo que tanto hueco ocupaban en nuestro hogar. Sin embargo, las pantallas planas cada vez tienen más protagonismo. Además de espacio, también hemos ganado en calidad de imagen y en funcionalidades.

Ante esta evolución hemos asistido a la aparición de una terminología muy variada y que en muchos casos, al consumidor, no nos deja claro qué es cada cosa. En Tecnología de tú a tú hemos querido preparar esta guía para asesoraros en la compra y que elijáis el modelo que más os convenga. Hecha esta introducción, comencemos.

Tamaño y distancia

Lo que más llama la atención a simple vista de un televisor es la pantalla. Por tanto, es uno de los elementos más relevantes cuando vamos a comprar una. Las hay de todos los tamaños: de 22 pulgadas, de 37, de 55… Antes de elegir un modelo en concreto, debemos saber bien qué tipo de tele estamos buscando. No es lo mismo una tele para el salón que para la cocina o la habitación de nuestros hijos.

Además de las dimensiones debemos de tener en cuenta la distancia que nos separará de ella. A continuación, os preparamos una pequeña lista orientativa de relación entre el tamaño y cómo de lejos deberíamos estar para verla:

  • Menos de 2 m: hasta 32 pulgadas.
  • A partir de 2 m: entre 37 y 42 pulgadas.
  • 3 m: entre 42 y 50 pulgadas.
  • Más de 3 m: 50 pulgadas o más.

Si tienes alguna duda sobre este apartado aquí te lo explicamos más al detalle.

Tipos de pantalla

Plasma

Este tipo de pantallas normalmente se utiliza en formatos grandes, a partir de 37 pulgadas. Destacan por la calidad y naturalidad de sus colores y por la verosimilitud con la que muestran las escenas de acción o deportivas, donde todo ocurre muy rápido. Cada vez tienen menos importancia en el sector ya que los fabricantes apuestan más por otro tipo de tecnologías.

Si buscamos una calidad de imagen similar al cine, el plasma es la mejor pantalla que hay. Tiene muy buen tiempo de respuesta y se ve igual de bien desde cualquier ángulo de visión. Eso sí, tenemos que cuidar muy bien este tipo de televisores y evitar poner durante mucho tiempo imágenes estáticas. Ojo con los altos contrastes y los brillos.

LCD

El formato más extendido a día de hoy. Las pantallas LCD funcionan a través de un sistema de retroiluminación que da luz a un panel frontal. Con el tiempo este formato ha evolucionado mucho y ha adelgazado bastante.

El cristal líquido se caracteriza por darnos unos colores más brillantes, consumen menos que las pantallas de plasma y además son más ligeras. Aunque no cuentan con tanto ángulo de visión, a su favor tienen que los brillos son menores en ciertas condiciones lumínicas. En relación calidad precio es una de las mejores opciones

LED

Una tecnología más reciente que comparte muchas virtudes con las LCD. En vez de usar una pantalla fluorescente con un panel de píxeles, nos encontramos con LEDs que se iluminan de forma individual. De este modo obtenemos unos tonos más nítidos y un negro puro ya que los diodos que muestran este color se quedan en negro.

Aunque las pantallas LED tienen virtudes en común con las LCD, la diferencia de calidad es bastante importante. Las LED tienen unos colores más brillantes, un mayor ángulo de visión y el ahorro de energía es bastante grande. No es lo mismo al fin de cuentas un panel que se ilumina al completo que un conjunto de diodos que se encienden y se apagan según lo necesitemos.

OLED

Parece que el 2012 por fin será el año en que las televisiones OLED lleguen al mercado. Tras ser un formato de nicho, muchos fabricantes se han animado a apostar por la evolución de las pantallas LED. Este tipo de diodos reducen todavía más el consumo energético, todo ello ofreciendo una excelente calidad cromática.

De momento las televisores OLED son pocas en número, pero a lo largo del año empezaremos ver cómo LG, Sony y Samsung entre otras empiezan a llenar las tiendas con los nuevos modelos. Sin duda alguna, una tecnología muy prometedora y ecológica y que a día de hoy ya se ha consolidado como una alternativa a tener en cuenta en el mercado de las televisiones.

Pantallas curvas

A día de hoy es la gran innovación en cuanto a pantallas en el mundo de los televisores. Se trata de paneles planos muy finos que gracias a la tecnología OLED los fabricantes curvas ligeramente para hacerlos más atractivos y de paso mejorar la experiencia de visionado.

¿Cuál es la principal diferencia? Ser curvo se traduce en hacer la imagen más envolvente por lo que cuando veamos contenido parecerá que estamos rodeados por ella. Además su ángulo de visión y podremos disfrutar al máximo de ella independientemente de en qué posición del sofá estemos. Si necesitas más información sobre televisores curvos aquí os hablamos de ellos al detalle.

En Tecnología de tú a tú | Guía de compra de televisores: todo lo que debes saber sobre pantallas

 

Conceptos básicos a tener en cuenta

Hemos hablado de los tipos de pantalla en primer lugar, algo normal si tenemos en cuenta que es el foco de atención en este tipo de dispositivos. Sin embargo, existen otros aspectos fundamentales que debemos tener muy presentes. Apuntad bien, porque os vamos a explicar cinco conceptos clave a la hora de hacer una compra. Para que no te pierdas nada, aquí te hemos preparado un diccionario a fondo para que sepas todo sobre ellas.

Ángulo de visión

Normalmente cuando vemos la televisión lo hacemos de frente. Sin embargo, a veces no estamos del todo rectos y en función de nuestra posición la calidad de la imagen puede variar. Lógicamente, como no es lo mimo estar de frente que de lado, la mayoría de las televisiones actuales ofrecen un arco más que aceptable (entorno a los 160 grados). Las teles de plasma se ven perfectamente desde cualquier ángulo.

Brillo

El brillo es la calidad de luz que emite la fuente interna de la televisión. Se mide en candelas (cd/m2) . Tenemos que asegurarnos que tiene suficiente brillo para que se pueda ver sin problemas con luz natural. En las tiendas las teles siempre se muestran con luz artificial, por lo que es importante revisar las candelas para no llevarnos sorpresas cuando la instalemos en casa.

Contraste

El contraste es la capacidad que tiene una televisión para mostrar el blanco y el negro a la vez. Mientras mayor sea el contraste, más nítidos serán los tonos que veamos en la pantalla. Además, tenemos el contraste dinámico: una tecnología que procesa las imágenes que vemos para ofrecernos una mayor calidad en los tonos y matices. Fijaos bien en que en la ficha técnica especifique que lo tiene.

Calibrar

Aunque estas especificaciones son importantes, no podemos olvidar que tenemos que calibrar la televisión. Es decir, ajustar los parámetros para obtener una calidad de imagen que nos guste. Normalmente, todas las televisiones vienen con diferentes perfiles que nos ayudarán a encontrar lo que estamos buscando. Recordad siempre buscar los colores naturales y no caer en los tonos saturados o demasiado apagados. Tened también en cuenta que es conveniente configurar un perfil diferente para cada dispositivo: la TDT, Digital +, Ono, el reproductor Blu-Ray, las videoconsolas…

Sonido

El sonido es importante en un televisor y por ello nos tenemos que fijar bien en la potencia de los altavoces. Su colocación también es importante y podemos distinguir entre quienes los montan atrás y los que lo hacen delante. La segunda opción es la mejor porque el sonido no rebotará en la pared que tenga detrás pero tenemos que mirar bien en tamaño y la calidad que ofrecen. En cualquier caso, una muy buena elección es comprar un equipo de audio adicional. Aquí te explicamos las diferencias entre home cinema y barra de sonido.

Tiempo de respuesta

El tiempo de respuesta hace alusión a cuánto tiempo tarda la televisión en refrescar la imagen en pantalla. Este aspecto es muy importante si vamos a conectar una videoconsola y no queremos que haya latencia (el tiempo de respuesta que hay entre la acción que realizamos y lo que tarda en mostrarse en pantalla) . También, si vemos imágenes de acción, deportivas o con alta cadencia de fotogramas mientras más rápido sea el tiempo de respuesta mejor.

barra-sonido

Conectores

Las televisiones, como bien sabéis, tienen diferentes tipos de salidas de vídeo y sonido. Cada una cuenta con una característica distinta y saber qué conectamos en cada una es fundamental. No es lo mismo, por ejemplo, conectar una consola por componentes que por HDMI. A continuación os explicamos cómo funciona cada uno.

  • HDMI: HDMI es un conector que nos permite enviar imagen en alta definición y sonido hasta 7.1 por el mismo conector. A día de hoy, es la mejor opción si queremos disfrutar de la máxima calidad. Recordad que, además de hacer una buena inversión en la televisión, no debemos escatimar en los cables, la calidad de éstos es importante también. La mejor opción para conectar la PlayStation 3 y la Xbox 360.
  • DVI: El conector DVI se usa fundamentalmente para ordenadores pero es un conector igual de válido para enviar imágenes en alta definición. A diferencia del HDMI este conector sólo nos permite enviar imágenes, nada de audio.
  • VGA: Cada vez se utiliza menos. Sólo envía imágenes con la misma calidad y resolución que la fuente original.
  • Compuesto: Este tipo de conector, de cinco cables, permite enviar imagen en Full HD y sonido estéreo. Se utiliza mucho en las videoconsolas y para conectar la Nintendo Wii es la mejor opción.
  • Óptico: El conector para el sonido. Nos permite conectar sistemas de audio 5.1, 7.1… La calidad de los cables que usemos condicionará la calidad del audio.

¿Dudas? Aquí tienes más información detallada sobre los conectores de tu televisores.

3D

En cuestión de dos años hemos visto cómo el 3D ha entrado en nuestros hogares y han dado el salto desde la gran pantalla. Argumentos a favor y en contra de su uso aparte, cada vez hay más modelos que incluyen esta tecnología por lo que es bueno saber qué sistemas hay y qué aporta cada uno. Para poder usarlo, necesitaremos gafas (todas las televisiones vienen al menos con un par). Los contenidos, van llegando poco a poco y cada vez es más normal encontrar películas en 3D.

Tipos de tecnología 3D

  • Activo: El sistema activo usa gafas que se encargan de hacer el barrido de las imágenes para dar el efecto tridimensional. La sensación es más verosímil y acentuada.
  • Pasivo: El mismo que utilizan las salas de cine. Las gafas son unos meros cristales adaptados que ajustan la imagen para que la veamos en 3D. Es más económico, cansa muy poco la vista y el efecto es más sutil. El más extendido del mercado.
  • Sin gafas: Todavía se encuentra un poco verde, aunque algunos fabricantes apuestan fuerte por él. Al igual que en la consola Nintendo 3DS nos permite ver imágenes estroboscópicas sin necesidad de usar lentes de ningún tipo.

4K

4K es el nuevo tipo de resolución que se está empezando a imponer en el mundo de la televisión. Su resolución es mayor porque lo que en pantalla disfrutaremos de muchos mas detalles en la imagen: texturas, paisajes, sombras… De momento sólo está en televisores de tope de gama pero se va convertir sin ninguna duda en el estándar dentro de un tiempo.

En Tecnología de tú a tú hemos hablado mucho sobre esta tecnología por lo que puedes encontrar más información sobre ella a través de los siguientes enlaces:

 

 

Conectividad a Internet

Acabamos nuestra guía para hablar de las últimas innovaciones: la posibilidad de conectar la televisión a Internet y aprovechar así para compartir contenidos multimedia, usar aplicaciones o incluso conectar nuestro smartphone y tablet. A continuación os explicamos tres conceptos que debéis conocer muy bien y tener en cuenta al comprar una tele.

  • DLNA: DLNA es un estándar que nos permite compartir archivos en una red local inalámbrica o por cable. De este modo, por ejemplo, podemos ver una película en la tele enviándola desde el PC. También podemos escuchar música o enviar fotografías desde nuestro tablet sin necesidad de usar cables.
  • Smart TV: Bajo este nombre comercial nos encontramos un compendio de sistemas operativos que llevan diferentes televisiones. La idea: buscar un modelo de aplicaciones similar al de las móviles. Es decir, aprovechando que la televisión está conectada a Internet, podemos consultar nuestras redes sociales mientras vemos la tele o ver otros canales como por ejemplo YouTube. Cada fabricante tiene su propio sistema de televisión inteligente por lo que las aplicaciones y servicios variarán.
    Este sistema nos ofrece una experiencia interactiva con la que veníamos soñando muchos durante años. La posibilidad de ver la tele mientras navegamos por la red, twittear mientras vemos un partido de fútbol a la vez. Las posibilidades son infinitas y cada vez los fabricantes perfeccionan más sus sistemas.
  • HbbTV: Este estándar de televisión híbrida ha sido impulsado por diferentes agentes de la industria televisiva en Europa. Lo que pretende es integrar una aplicación digital en cada canal. De este modo, si estamos viendo RTVE podemos acceder a su aplicación y ver contenidos bajo demanda. Si estamos en La Sexta veremos su propia aplicación y así con cada canal. HbbTV es un estándar común que llevan todas las televisiones y no un servicio propio de cada marca.

¿Te has quedado con alguna duda entre lo que es HbbTV y Smart TV? Haz click aquí para una explicación más detallada

Si quieres más información sobre los televisores Smart TV echa un ojo a nuestra guía para saber en qué tienes que fijarte, este artículo también es muy completo.


Etiquetas: , , , , ,