Seguro que alguna vez hemos pensado cómo montar un equipo de sonido en casa. Seguro que conocemos algunas de las categorías, como los home cinema pero dentro de él hay muchos tipos donde elegir. A veces no resulta fácil por dónde empezar y hoy en Tecnología de tú a tú os queremos ayudar.

¿Quieres montar un equipo de sonido en casa? Perfecto, pero antes de comenzar hay que tener una serie de cuestiones en mente. Unos pequeños consejos que seguro os ayudarán a la hora de elegir qué equipo os conviene más y cómo tenemos que hacer la instalación. Hecha esta introducción, comencemos.

¿Cómo de grande es la sala?

Salón Televisión Antes de empezar debemos tener en cuenta el tamaño de la habitación donde vamos a poner el equipo de sonido. Esto punto es bastante importante. Por un lado: es conveniente llenar la sala de sonido, pero tampoco nos interesa que se solapen las diferentes fuentes y que al final todo suena como una masa uniforme donde no se aprecien los matices. Si tenemos una sala pequeña, quizá nos convenga más un equipo estéreo pero potente.

Si tenemos más espacio, un 5.1 o un sistema con más satélites es otra opción a tener en cuenta. No tenemos que preocuparnos en exceso por la cantidad de altavoces que tengamos sino de que se ajusten a la habitación que tenemos. No siempre más es mejor.

A la hora de distribuir los altavoces por la sala hay diferentes configuraciones aunque en estos casos es mejor seguir las que recomiendan los fabricantes. Dicho esto, también es importante conocer la distribución del suelo y las paredes, para ver si podemos colocar todos de forma apropiada.

Colocar los cables

Cables Pared Otra cuestión importante. Lejos de ser un tema para los más quisquillosos con el orden, tener bien colocados los cables resulta fundamental. Por un lado hará que nuestra sala sea más estética ya que apenas se verán. Además, al estar recogidos evitaremos pisarlos, tropezarnos y en definitiva: cualquier acción que provoque que se estropeen por una mala colocación.

De nuevo: tenemos que tener en cuenta cómo es la sala, por dónde podemos pasar los cables y finalmente en función del equipo como los ponemos. Al fin y al cabo, no es lo mismo configurar un sistema 2.1 que un 5.1. Además, existen modelos inalámbricos que nos harán la vida más fácil a la hora de colocarlos. Aunque eso sí: no tienen cables de sonido (todo va por aire) pero tienen que estar conectados a la corriente.

¿Qué equipo me conviene más?

Barra de Sonido Bose Hecha esta explicación, es hora de elegir con cuál nos quedamos. Si tenemos una sala pequeña y queremos un equipo en proporción pero potente, las barras de sonido son perfectas. Fáciles de instalar, podemos disfrutar de música estéreo gracias a su sistema de altavoces. A la hora de configurarlo no necesitamos apenas colocar cables y estéticamente quedan muy bien con la mayoría de televisores de pantalla plana que hay ahora mismo en el mercado.

Una alternativa perfecta al sistema dual tradicional. Nuestra recomendación de modelos concretos: el Bose Solo TV y el Samsung HW E350. Si en cambio queremos algo con más potencia y para rellenar una sala más grande tenemos equipos 5.1 que cumplen a la perfección esta labor.

Lo mejor es tener un espacio grande para que las fuentes no se solapen. En este caso podemos optar por montárnoslo por nuestra cuenta con diferentes satélites o bien comprar un equipo ya configurado.

La instalación es un poco más compleja y hará que tengamos que colocar los cables con un poco más de esmero para que no se vean y que tampoco su posición sea incómoda. Os recomendamos los siguientes modelos: KEF T305 y Bose Acoustimass.

 

En Tecnología de tú a tú | ¿Conoces los principales formatos de audio: MP3, WAV… y cuál se escucha mejor?


Etiquetas: , , ,