Samsung Galaxy S9

Aunque la fecha para el tradicional “Unpacked” de Samsung es el 25 de febrero a las seis de la tarde en el escenario del Mobile World Congress 2018, ya se lleva hablando de los nuevos terminales S9 desde hace semanas, tanto en lo que a diseño como tecnología o accesorios se refiere.

Se trata de rumores o filtraciones que tendrán que confirmarse o negarse el día de la presentación, pero la experiencia nos dice que muchos de ellos serán reales y acertados. Así que vamos a hacer un repaso por lo que se “sabe” hasta la fecha.

Por lo pronto, habrá dos terminales: el Galaxy S9 y el Galaxy S9+ siguiendo la estrategia del S8 y el S8+. Y no se diferenciarán demasiado de los modelos del año pasado. Mantendrán las 5,8’’ en el S9, y las 6,2’’ en el S9+ con resolución de 2.960 x 1.440 y relación de aspecto de 18,5:9. La relación entre la pantalla y el cuerpo, que se trata de maximizar como tendencia en los últimos diseños de los fabricantes, seguirá estando en torno al 86% dependiendo del modelo.

Vamos, que básicamente serán todo pantalla en la parte frontal. La pantalla parece que será AMOLED, como es habitual, curvada en los laterales y con tecnologías como la integración de la parte táctil en la propia pantalla, con lo que se podrá reducir el grosor de este componente y dejar más espacio para otros componentes internos.

El Jack de audio sigue estando

A partir de filtraciones como la de la caja del S9, con sus especificaciones y contenido, se puede saber que el equipo seguirá teniendo el jack de audio y vendrá con auriculares AKG como en el caso del S8 y del Note 8. El sensor de huella, eso sí, ahora estará debajo de la cámara y no al lado. Una buena noticia y mejora de diseño.

Samsung Galaxy S9

La resistencia al agua IP68 es otra marca de la casa y se mantiene en los S9 y S9+. Como también es marca de la casa que haya dos versiones del terminal dependiendo del mercado al que vaya. En Estados Unidos, los Galaxy S9/S9+ usarán el procesador Qualcomm Snapdragon 845, y en el resto del mundo el Exynos 9810 de Samsung.

El Exynos debería ser algo más potente que el Snapdragon, aunque esencialmente se trata de dos procesadores de última generación con ocho núcleos y gráficos también de última generación.

La cámara, la protagonista

Diseños aparte, a partir de la invitación al evento “Unpacked” parece claro que la cámara será la protagonista del terminal. Sucede lo mismo con los Huawei de siguiente generación P20 que se presentarán en marzo, en los que la cámara es la atracción principal.

En el caso del Galaxy S9 parece que será una única cámara de 12 Mpx con doble apertura de F1.5 y F2.4. De ser así, estaríamos ante una interesante novedad, que es la de poder elegir la apertura. Una luminosidad elevada está bien, pero a medida que aumenta, las posibilidades creativas en los modos manuales se ven perjudicadas en ocasiones. También puede tratarse de un mero filtro ND de densidad neutra. En cualquier caso, las especificaciones hablan de dos aperturas.

También se habla de un modo súper slow-mo de ultra cámara lenta. Este modo permitiría capturar vídeo Full HD a 480 fps, o vídeo HD a 960 fps. Al menos en teoría. Este modo es posible gracias al uso de los nuevos sensores ISOCELL de Samsung.

En el Galaxy S9+ habría una segunda cámara de 12 Mpx con apertura F2.4 para conseguir el zoom 2x y habilitar los modos retrato y otros efectos digitales.

Memoria y almacenamiento

Este punto es uno de los más en el aire. Si bien el Galaxy S9 parece que tendrá una opción de 4GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, con ranura microSD, también se baraja que haya un modelo de 4GB o 6GB con 128 GB de almacenamiento para el S9. En el S9+, se tendrían 6GB de RAM y 64GB/128GB/256GB de almacenamiento UFS2.1.

También se habla de una versión con 512 GB de almacenamiento interno usando los nuevos módulos UFS2.1 de Samsung de memoria NAND. En cualquier caso, habrá opciones donde elegir.

Accesorios

Además de los auriculares AKG incluidos en la caja, ya se conoce el aspecto de la nueva estación DeX. La estación DeX está pensada para ofrecer una experiencia de escritorio a partir del Galaxy S9/S9+ así como de los S8/S8+ y Note 8. Básicamente permite conectar un monitor a través de HDMI, así como un teclado y ratón u otros dispositivos USB para convertir al Galaxy en una especie de ordenador. Las apps se muestran con ventanas en un escritorio similar al de Windows.

Samsung Galaxy S9

Ahora, la nueva DeX, permite conectar al terminal en horizontal, con lo que podremos usar la `pantalla del móvil como touchpad o como teclado en pantalla para no tener que llevar necesariamente un teclado y ratón. Lo que parece que se ha eliminado es la conexión Ethernet. El modo escritorio también lo ha integrado Huawei en terminales como el Mate 10, aunque no es una tendencia adoptada de forma generalizada por otros fabricantes.

Software

Samsung sigue apostando por su capa de personalización en la que ahora se da protagonismo al asistente Bixby. Todo apunta a que los S9 vendrán con Android 8 Oreo, así como Bixby, a pesar de que en castellano no se puede disponer de todas sus funcionalidades.

La inteligencia artificial parece que no estará en este terminal, al menos con su propio chip de hardware dedicado. Samsung está trabajando en una solución de este estilo, pero todo apunta a que no ha llegado a tiempo para este lanzamiento y puede que se deje para el Note 9 unos meses más adelante.

Biometría

El capítulo de la biometría estará resuelto con un sensor de huella dactilar ubicado en la parte trasera, aunque esta vez debajo de la cámara o las cámaras y no al lado. También habrá un sistema de detección de cara y lectura de iris, aunque esta vez todo apunta a que sea un sistema combinado de detección.

Batería

El apartado de la energía no debería deparar sorpresas: una batería de 3.000 mAh para el Galaxy S9, y de 3.500 mAh para el S9+ con carga rápida. La carga rápida depende del SoC, así que con Exynos tendremos la propia de Samsung, mientras que en los modelos con Snapdragon 845 se usará Quick Charge 4.0 de Qualcomm.

Samsung Galaxy S9

La carga inalámbrica estaría también contemplada siendo compatible con el estándar Qi y PMA, como viene siendo costumbre.

Precio y disponibilidad

Este punto no encuentra consenso entre los rumores, aunque se espera que se anuncie la reserva anticipada a partir del 1 de marzo para una venta efectiva a partir de mediados de mes. Se baraja la fecha del 16 de marzo en concreto.

Samsung Galaxy S9

El precio parece que estará unos 100 euros por encima de lo que costaban los S8/S8+. Es decir, el S9 costaría unos 900 euros y el S9+ unos 1.000 euros. En sus versiones básicas, eso sí. Las versiones del S9+ con más almacenamiento podrían estar en torno a los 1.000 / 1.200 euros.

Un telefonazo, en suma

Si los rumores se materializan en lo que apuntan, estaremos ante un terminal de bandera. La cámara apunta maneras, especialmente si las promesas de calidad y velocidad se cumplen. Tener dos posibles aperturas es una ayuda creativa excelente para usar los modos profesionales de la cámara. Y el vídeo a cámara ultra lenta es un buen punto.

El hardware y el acabado, gustos estéticos aparte, estarán en el nivel de la excelencia de diseño industrial. Bixby, el asistente de Samsung, es muy potente y permite “entrar” en las aplicaciones de un modo más profundo que el Asistente de Google, por ejemplo. Pero hay que localizarlo al castellano, eso sí. A ver si hay novedades al respecto en el S9/S9+. Eso sí, el precio tendrá nivel Apple. O eso parece.

En Tecnología de Tú a Tú |Estos son los móviles que vendrán en 2018, ¿podrás esperar?


Etiquetas: , , , ,