Hace aproximadamente dos años, Samsung hizo una fuerte apuesta por luchar contra las Blacberry de RIM en norteamérica. Es apuesta comenzó con el ya legendario Samsung Blackjack, un terminal que en esencia ofrecía conexión de datos 3G, un teclado qwerty y una pantalla apaisada de 320×240 de 65k colores. El terminal fue un éxito completo, y su exportación a Europa no tardó bajo el nombre de Samsung i600 y posteriormente i620 en formato slide. Este terminal que llegó a Europa sí incorporaría Wifi y cámara frontal de viddeollamada a diferencia del BlackJack americano. El año pasado se lanzó la versión remozada del Blacjack, en esencia la evolución era la incorporación de GPS y un nuevo nombre, Blackjack II. Seguía haciéndose hincapié en la tarifa de datos a la que iba asociado de la mano del gigante de las telecomunicaciones amerciano AT&T. Seguía adoleciendo de Wifi pero continuó el éxito de ventas de su predecesor. Ahora Samsung anuncia la evolución definitiva del que será llamado Samsung Jack. Para esta ocasión las especificacioness son mejoradas en bastantes aspectos que fueron descuidados en otras versiones. La cámara al fin tendrá autofocus y los megapixels se van a los 3’2, pequeño detalle que suele no existir en las gamas ejecutvas de todas las marcas de teléfonos móviles. La resolución de pantalla seguirá siendo QVGA y la conectividad GSM será tetrabanda y tribanda en 3G. Es decir, teléfono utilizable en todo el mundo sin ningún tipo de excepción. Por otra parte se mejora la velocidad del procesador hasta cerca de 600Mhhz, se aumenta la ram a 256MB y se añade WiFi. En Europa, la última evolución del Blacjack equivalente que se dispone es el Samsung i780, que salvo por la cámara, respeta todas las especificaciones del nuevo blackjack americano. Samsung asegura la compatibilidad con el inminente Windows 6’5. Es de recibo por tanto esperar una revisión también de este modelo que ya está asentado en el mercado desde hace más de seis meses, al menos en España.


Etiquetas: ,