Con tanta avalancha de terminales táctiles, es difícil diferencias cuáles son auténticos rivales del iPhone en términos de interfaz de usuario más que de prestaciones. El debate sobre las leoninas prestaciones del iPhone en relación a su precio de mercado es algo más que manido, al mismo nivel que su intachable interfaz de usuario por fluida, impactante, manejable e intuitiva.

Difícil de expresar esta controversia sin haber puesto las manos sobre él, merece la pena una primera toma de contacto que permita enamorarse de ese suculento y eficaz sistema operativo.

Palm, en lo que parece ser uno de los último arreones de uno de los grandes del mercado de asistentes personales, echa el resto presentando un ambicioso terminal que viene a competir con los que por ahora serán los únicos terminales multitáctiles del mercado: el HTC Dream y Magic junto al iPhone. El resto de competidores, a pesar de sus avanzadas prestaciones, están lastrados por sistemas operativos que no implementan aún la funcionalidad multitouch como lo hacen Android, Palm y Apple.

Este Palm Pre se precia de tener un diseño ovalado atractivo, un tamaño más que aceptable y esconde un teclado qwerty que hará las delicias de los que odien escribir en los teclados virtuales de las pantallas táctiles, quizás aún faltos de la precisión necesaria para un correcto tecleo.

El 30 de Abril es la fecha filtrada para el lanzamiento del Palm Pre y su sistema operativo, que si ningún operador lo remedia y sale por su propio pie al mercado como terminal libre, es probable que pase desapercibido al no tener fama como fabricante de móviles.

El iPhone de Movistar, la próxima HTC Magic de Vodafone con Android y este Palm Pre prometen agitar el mercado en estos meses venideros, meses en los que seguramente Apple haga su estreno veraniego de iPhone, algo que pretenden establecer como un hábito en lugar de diversificar en modelos como hacen Samsung, Nokia y el resto de fabricantes.