Nokia ha presentado una denuncia contra Apple en un tribunal federal de Delaware (EEUU) al considerar que el iPhone infringe varias de sus patentes. La reclamación se refiere a diez patentes vinculadas a la tecnología necesaria para hacer compatibles los dispositivos con uno o varios estándares (GSM, UMTS y wireless LAN), y hace referencia en su demanda que el los teléfonos iPhone han infringido estos derechos desde su lanzamiento en 2007, y en sus tres modelos (iPhone, iPhone 3G y 3GS).

 La argumentación empreada desde Nokia para fundamentar la demanda, es siempre en palabras de Nokia, que Apple se ha negado a aceptar las condiciones derivadas de la propiedad intelectual de Nokia y que son consecuencia del desarrollo tecnológico de la empresa finlandesa y de su contribución al establecimiento de estándares.

Por tanto, defienden que si Apple no paga una compensación, entonces estarían aprovechándose gratis de la innovación de Nokia. Adicionalmente, la empresa finlandesa acusa directamente a Apple de haber podido rebajar el precio de sus productos al no tener que recuperar los costes de esas investigaciones.

Nokia aporta a la denuncia que ha invertido más de 40.000 millones de euros en investigación y desarrollo en los últimos veinte años, desarrollando un amplio espectro de hasta 10.000 patentes, y señaló así mismo, que ya ha alcanzado acuerdos de licencia para la utilización de las mismas con alrededor de 40 compañías, entre las que se incluyen virtualmente la práctica totalidad de las principales compañías de teléfonos móviles.

Sin embargo, aparte de la versión de Nokia, que como es lógico está en todo su derecho de defender sus derechos si estima que estos han sido violados o infringidos, se ha levantado también una corriente de opinión, en la que se argumenta que la demanda de Nokia puede venir derivada del hecho de que Apple haya vendido 7,4 millones de iPhones en el tercer trimestre de este año, mientras que Nokia ha vendido 5,7 millones de terminales dentro de la misma gama, en la gama de los smartphones.

Y mientras que la empresa norteamericana nada en beneficios, a la finlandesa no le van tan bien las cosas. Terminan reflexionando así mismo, si Apple violaba sus patentes, ¿Por qué han esperado 3 años en poner esta denuncia que vele por sus derechos? ¿No será más bien que en un principio no apostaban por el modelo introducido por Apple, y ahora están tratando de recuperar en los tribunales lo que han perdido en este mercado?


Etiquetas: , , ,