Las pantallas táctiles inundan el mercado de la gama alta de terminales móviles de las diferentes marcas (LG Viewty, Samsung Omnia, HTC Diamond, Blackberry Storm, etc), Nokia sorprende introduciedo en la gama media un móvil con teclado QWERTY oculto, algo que no se veía casi desde el fastuoso Nokia E90.

Para personas que usan el móvil con una tarifa de datos, navegar y escribir con un teclado QWERTY resulta casi esencial, es inútil tener funcionalidades de correo en un teléfono si no se puede escribir a un ritmo ligero. El Nokia 5730 que presenta Nokia además incorpora cámara de 3’2 megapixels con autofocus y flash de tipo LED (los de Xenon devoran la batería en 100 fotos), GPS y sin embargo presenta la lacra del 3G.

Algo particularmente dañino en un terminal orientado a la web como es éste. Dentro de la gama Xpress Music no se entiende que tenga teclado QWERTY pero menos que no tenga 3G que permita una velocidad sensata. Además incorpora radio FM, conector de auriculares estándar (jack de 3,5mm) y una micro sd de 8GB.

El precio de este terminal será de unos 200€ y ya hay compañías interesadas en subvencionarlo para un público eminentemente joven que use el teclado para sms más que para correos o web vinculados a tarifas de datos. Su orientación musical es otro dato que hace pensar que los negocios no son su objetivo. Esperemos que cunda la estandarización del qwerty hasta que las pantallas táctiles permitan teclados más realistas en su implementación.


Etiquetas: