El nuevo iPhone X no es solo el iPhone del décimo aniversario. Se trata de un dispositivo sumamente puntero, llamado a cumplir un papel que va mucho más allá del de un buque insignia. Será un producto de tipo halo, creado para reasentar los pilares de la firma, atraer la atención sobre el catálogo de Apple y diferenciar su marca entre un océano de rivales.

La suya no será una misión fácil. Lo cierto es que el iPhone X llega con rivales como Samsung poniendo toda la carne en el asador con el Galaxy S8 y el Galaxy Note 8, pero Apple no duda en presumir de las virtudes de su teléfono más avanzado. El iPhone X enarbolará algunas primicias tecnológicas hasta ahora inéditas en la gama de la compañía o incluso en la industria, hasta el punto de que se puede decir que será el teléfono del futuro. O como mínimo, del futuro de Apple. Conozcámoslo más en profundidad.

La pantalla (esa pantalla)

iphone x pantalla

No hay duda de que la tendencia actual es integrar pantallas de marcos finísimos. Así lo dice la industria y así lo piden los consumidores. Al final hasta Apple ha terminado por claudicar, pero el iPhone X se distancia de productos anteriores en un par de puntos. Sin ir más lejos, ilustra el futuro de la industria al despedirse de la tecnología LCD, utilizando en su lugar un vibrante panel OLED.

Esta tecnología, que ya hemos podido ver en algunos teléfonos anteriores (principalmente en la gama más alta de Samsung), debería sustituir a corto plazo a las conocidas pantallas LCD en la parte alta del mercado. El iPhone X lo hará a su manera: por todo lo alto. Sus responsables estiman un exuberante contraste de 1.000.000:1, propio de un televisor, así como el negro más absoluto y una superficie protegida por el vidrio más resistente jamás instalado en un teléfono.

Más aún, el iPhone X quiere convertirse en una de las referencias audiovisuales del mercado. Con este propósito incorporará soporte para las tecnologías Dolby Vision y HDR10, sumándose al pequeño y selecto club de dispositivos móviles con pantallas de película.

iphone x pantallas

La pantalla del iPhone X supone además un buen vistazo a las próximas tendencias en la gama alta del mercado. Con una resolución de 2.436 x 1.125 píxeles, el nuevo abanderado de Apple posee una relación de aspecto de aproximadamente 19:9. Se trata de una cota más panorámica que la de cualquier otro iPhone hasta la fecha, pero también que sus rivales directos. Esto se debe en parte al hecho de que ya no hay un botón Home, por lo que la interfaz tiene un manejo aún más táctil.

Pese a sus generosas dimensiones, el iPhone X no es un teléfono más ancho que un iPhone 8. Al contrario, es más de un centímetro más estrecho que su hermano de catálogo. El formato ultrapanorámico no es una moda: está aquí para quedarse.

A11 Bionic: el procesador móvil más potente jamás lanzado

iphone x procesador

Apple siempre se ha preciado de tener los procesadores más rápidos de la industria. Sus teléfonos son tradicionalmente los más veloces que se pueden encontrar incluso a pesar de utilizar una menor cantidad de RAM, y con el iPhone X la compañía ha querido ir más lejos que nunca. El corazón que moverá a este singular teléfono recibe el nombre de A11 Bionic y destaca tanto por su velocidad como por integrar en su interior avanzadas funciones biométricas.

El A11 Bionic es un chip hexa-core, es decir, con un total de seis núcleos. Dos de estos núcleos poseen un rendimiento muy elevado para hacerse cargo de las aplicaciones más exigentes, mientras que los otros cuatro, de mayor eficiencia, se ocuparán de la mayor parte de las labores.

iphone x arkit

De acuerdo con Apple su nuevo procesador es un 30% más rápido que el anterior A10 Fusion, que todavía hoy sigue brindando un rendimiento fulgurante. De hecho, desde la compañía se señala que es el chip móvil más potente de todos los tiempos. Y no solo en la historia de Apple. No parece aventurado decir que nos encontramos ante toda una bestia con potencial para rendir óptimamente durante largos años

Las capacidades gráficas de este nuevo procesador también son muy elevadas. Apple asegura que su rendimiento gráfico supera al del A10 en un 30%, pudiendo ofrecer unas prestaciones equiparables utilizando solo la mitad de electricidad. El A10 brindó en su momento los gráficos más rápidos de toda la industria, por lo que no debería tener el menor problema ejecutando los juegos más exigentes o las aplicaciones de realidad aumentada más avanzadas.

La cámara más avanzada del mercado

iphone x camara

La cámara siempre ha sido otro aspecto privilegiado en los iPhone. Con el iPhone X, Apple piensa ir un paso más allá. El sistema de cámara del iPhone X ha sido totalmente rediseñado para la ocasión, haciendo gala de dos sensores estabilizados individualmente. Con una resolución de 12 megapíxeles, el iPhone X se precia de ofrecer la mejor cámara del mercado, completa con un sistema de teleobjetivo para realizar acercamientos de gran calidad.

La doble estabilización de los sensores no solo redunda en un vídeo de mayor calidad. La eliminación de las trepidaciones también facilita la captura de detalles en escenarios pobremente iluminados, permitiendo tomar fotos nocturnas de calidad muy superior.

La cámara del iPhone X introducirá varias primicias. La primera de ellas será la capacidad para capturar vídeo en formato 4K con 60 fotogramas por segundo, cuando lo habitual a esa resolución es la mitad. Estas prestaciones acercan la cámara trasera del iPhone a niveles que poco tienen que ver con la telefonía móvil. Además, el software de cámara incorpora un nuevo sistema de iluminación de retratos muy refinado.

Aún en fase beta, esta tecnología permite generar efectos de iluminación propios de un estudio fotográfico de forma no destructiva. Esto quiere decir que siempre es posible cambiar el tipo de iluminación o descartarla completamente. No se trata de un simple filtro. La aplicación (que también funciona con la nueva cámara para selfies de 7 megapíxeles) detecta la profundidad de los objetos o personas enfocadas para procesar los efectos de iluminación, generando luces de escenario o de contorno tan realistas como impactantes. Y sin un solo foco.

¿Introducir un pin? Mejor mira a la cámara

iphone x reconocimiento facial

El iPhone X no solo marcará un antes y un después en la historia de Apple por su pantalla, su procesador o su sistema de cámara. También por decir adiós al botón Home. Y con él, al lector Touch ID. En efecto, el nuevo iPhone X no reconocerá la huella del usuario para identificarlo, sino su cara. Para ello Apple ha desarrollado un avanzadísimo sistema de cámara que funciona en ángulos abiertos e incluso a oscuras.

Bautizado como Face ID, esta tecnología trabaja junto a la nueva cámara frontal TrueDepth y el procesador A11 Bionic para reconocer al usuario incluso con gorro o gafas. Para ello utiliza un sistema de proyección que ilumina de forma totalmente invisible más de 30.000 puntos sobre el rostro del usuario. A continuación se genera una secuencia de imágenes bidimensionales y mapas de profundidad que después son almacenadas en una sección segura del teléfono.

Técnicamente el teléfono no guarda las imágenes del rostro del usuario, sino información matemática que sirve para reconocer sus facciones. El sistema es tan inteligente que sabe adaptarse a los cambios del rostro del usuario para que el maquillaje o la barba no sean un problema. Según Apple, este sistema es muchísimo más seguro que el reconocimiento dactilar, además de mucho más rápido que un escáner de iris. Sin duda, otros fabricantes no tardarán en desarrollar tecnologías rivales.

El futuro del iPhone no tiene cables

iphone x carga inalámbrica

No podíamos terminar este repaso al iPhone X sin mencionar una de sus características más destacadas: el soporte para carga inalámbrica. El iPhone X será el primer teléfono de Apple compatible de serie con bases de carga Qi. Lo cierto es que esta es una prestación que llega con años de retraso a la gama iPhone si se compara con otros dispositivos, pero ilustra la idea del futuro sin cables que ya imaginan los diseñadores e ingenieros de Apple.

En este aspecto, el iPhone X llega para convertir a Apple en uno de los mayores impulsores de la tecnología de carga inalámbrica. Y es que si bien hay otros teléfonos con esta prestación (Samsung es posiblemente su mayor valedora), Apple es uno de los fabricantes más importantes de la industria. Su apoyo a la tecnología Qi debería servir como estímulo para que más fabricantes salten a la piscina, reduciendo la dependencia de los cargadores de pared.

La mejor demostración de que Apple tiene una estrategia inalámbrica bien definida la encontramos en la alfombrilla AirPower. Este dispositivo es capaz de cargar su nuevo teléfono, un Apple Watch y los auriculares Airpods al mismo tiempo, eliminando así la necesidad de utilizar tres adaptadores distintos o llenar la mesa de cables.

Reserva tu iPhone X en El Corte Inglés

El precio del nuevo iPhone X partirá desde 1.159 euros. A partir del 27 de octubre, podrás reservar tu iPhone X en El Corte Inglés a través de su web. ¡Dile hola al futuro!

En Tecnología de tú a tú| Esto es lo que podrás hacer con tu iPhone o iPad con iOS 11


Etiquetas: , ,