Pero hecha la ley, hecha la trampa. Cómo los Mac no son un sistema Windows, y además, no existe una versión de ese software para Mac, la Apple Store de Beijing (Pekín) está vendiendo Macs sin ningún tipo de software de filtrado preinstalado. La verdad es que es lamentable que en pleno siglo XXI, todavía situaciones como estas tengan que ser noticia, porque aún existan recortes de libertades en diferentes países, cómo hoy ha podido ser China.

Es curioso pensar, cómo tras todos los esfuerzos que el gobierno chino hace por controlar la información que reciben y mandan sus ciudadanos en Internet, una simple inexactitud permita a muchos ciudadanos evitar tal censura. Aunque siendo realistas, y que conste que esta es una opinión de alguién muy lejos de ser un experto, poner controles a Internet es como poner puertas al campo, se me antoja imposible de controlar completamente.

Aunque bien es cierto, que sería ilógico creer que Green Dam es el único sistema de control utilizado por el gobierno chino, y seguro que centran sus esfuerzos en otras herramientas complementarias para lograr sus propósitos. Al menos esperemos, que se pueda adelantar algo en la defensa de los derechos de muchos ciudadanos, y que pueda seguir habiendo casos como el que nos ha ocupado hoy, que den pequeños respiros a toda esa gente ansiosa por tener una verdadera libertad.


Etiquetas: , ,