Quién más quién menos, todo el mundo ha oído hablar de los nuevos profesionales de Internet. Youtubers, Instagramers, blogueros… Son nuevos perfiles que han aparecido recientemente gracias al auge de las redes sociales y que realmente no deberían sorprendernos tanto.

Después de todo, no dejan de ser la adaptación a la era digital de la moda y el periodismo gonzo (en ocasiones uniendo ambos conceptos), todo ello marcado por el acervo cultural de los nativos digitales y los últimos retales de la generación que los precedió. Es solo la punta del iceberg, puesto que algunos estudios señalan que la mayoría de los jóvenes de entre 20 y 30 años trabajarán en empleos que hasta hace poco ni siquiera existían.

Pero a pesar de esa imagen proyectada de bonvivants, escapadas continuas y vida fácil, detrás de estos perfiles hay trabajo. Mucho trabajo. Porque quien crea que para hacerse un hueco en YouTube basta con comprarse una webcam y ponerse a improvisar, está muy equivocado.

La planificación lo es todo

Una buena organización es posiblemente la clave de todo profesional de Internet exitoso. Que no te engañen esas fotos con un café a horas intempestivas o el inevitable postureo en las redes sociales: cada imagen, cada vídeo, cada paso ha sido cuidadosamente planificado y programado en un calendario.

El éxito no se puede improvisar. Un creador de éxito de YouTube como el periodista deportivo @juanarroita puede planificar sus vídeos e intervenciones con meses de antelación, lo que hace necesario llevar un control estricto de los horarios y el reparto de tareas. Desde la redacción de guiones al tiempo necesario para editar un vídeo, hay que saber dosificar el esfuerzo de forma eficiente.

El caso de Ana Gayoso (@lachampanera) tal vez sea incluso más ilustrador. Bloguera, directora de relaciones públicas con foco en Internet y especialista en bodas, ha de mantener siempre bajo control un enorme calendario de eventos. La celebración de un matrimonio no deja hueco para la improvisación, y menos aún si has convertido la planificación de este tipo de acontecimientos en tu negocio.

A todo esto debemos sumar el uso de herramientas para asegurar el máximo impacto de las publicaciones, determinar la procedencia del público y aprovechar las oportunidades de negocio. Hay mucho más esfuerzo (y mucha más cabeza) de lo que dejan entrever las apariencias. No es por tanto de extrañar que solo unas pocas personas logren hacer de estas exigentes profesiones su forma de vida.

Nuevas profesiones que no permiten lastres

Publicistas, profesionales de la moda e informadores no guardan la maleta en el armario, sino a los pies de la cama. No hay tiempo para que acumulen polvo, y eso se deja ver en sus ajetreados canales de Instagram.

Esto resulta incluso más evidente en casos como el de @barbaracrespo, bloguera especializada en moda y madre (volvemos a incidir en la organización). Una semana puede estar disfrutando del sol en Altea y la siguiente tener una sesión de fotos en París; un ritmo de vida que la obliga a vivir pegada a un trolley.

Al mismo tiempo, la inmediatez es la clave para difundir sus imágenes y llegar tanto a nuevos seguidores como a posibles clientes. Como Ana, Bárbara necesita un ordenador potente, ligero y versátil, pero sobre todo con una flexibilidad que no puede aportarle el clásico portátil. No es de extrañar que Microsoft haya contactado con esta y otros profesionales de Internet para difundir las virtudes de su nueva gama Surface.

La importancia de contar con una buena herramienta de trabajo

Por último, podemos señalar que la creación de contenidos multimedia no es cosa baladí. Hace falta conocimientos específicos, el software adecuado y el equipo necesario para poder editar fotografías y vídeos rápidamente. Los “likes” y las suscripciones no admiten demoras, por lo que hay que procesar todo el trabajo con la máxima rapidez.

Portabilidad y potencia. Ya tenemos dos requisitos técnicos para el ordenador que debería usar todo profesional de Internet que se precie, pero falta el tercero: versatilidad. Y es que como sabe bien todo profesional del vídeo o la fotografía, para trabajar bien hace falta un dispositivo con una calidad de imagen capaz de representar los colores de forma adecuada, así como periféricos especializados.

Un claro ejemplo es la presencia de lápices digitales para editar imágenes rápidamente. En casa o en el estudio podríamos utilizar una tableta digitalizadora convencional, pero si estamos sobre la marcha o tenemos que adelantar trabajo en cualquier descanso, contar con un accesorio de prestaciones profesionales como el Surface Pen puede ser tan importante para un Youtuber o una Instagramer como pasar de un berbiquí a un moderno taladro a baterías para un carpintero.

Un Surface para cada tipo de profesional

Tanto si ya has hecho de estas profesiones tu carrera como si estás planteándote saltar a la piscina, necesitas el equipo adecuado. ¿Y qué mejor que los convertibles que redefinieron el segmento?

Por un lado tenemos la indispensable Surface Pro. Con una funda teclado de perfil reducido y una pantalla de 12,3 pulgadas, aúna la portabilidad de una tablet con las prestaciones de un ordenador portátil y la polivalencia aportada por el lápiz opcional Surface Pen.

Muy configurable, admite desde procesadores M3 de bajo consumo para los usuarios que buscan una herramienta de planificación y consulta al Core i7 con 16 GB de RAM que podemos encontrar en la variante más avanzada, que por sus elevadas prestaciones resulta adecuada para expertos en vídeo y fotografía.

En el otro extremo podemos encontrar el innovador Surface Book 2, que por fin se estrena en España. Esta máquina de prestaciones profesionales se distingue no solo por su innovadora bisagra, sino por el hecho de que su amplio teclado puede desconectarse de la sección ocupada por la pantalla, que también alberga la mayor parte del hardware.

De esta forma, el Surface Book 2 se puede utilizar como si fuera un ordenador convencional de altas prestaciones o una generosa tablet, ofreciéndose en versiones de 13,5 y 15 pulgadas. El modelo más avanzado, de hecho, hasta incorpora una tarjeta gráfica GTX 1060, equiparando su rendimiento gráfico al de un equipo de sobremesa.

Por último, y para los amantes de lo clásico, Microsoft ha relanzado el Surface Laptop. Este portátil de líneas más tradicionales posee una pantalla táctil de 13,5 pulgadas, ofreciéndose con procesadores Core i5 e i7 con potencia suficiente para trabajar con holgura.

El principal valor del Surface Laptop reside en su portabilidad. A pesar de estar fabricado en metal, su peso es de solo 1,25 kg y ocupa un espacio muy reducido, por lo que podrás deslizarlo en la mochila y olvidarte de que está ahí hasta que sea hora de ponerse manos a la obra. Y gracias a su cuidado diseño, no te dará un disgusto si se cuela por accidente en una de tus fotos.

Pensada para el profesional que busca flexibilidad y movilidad, la gama Surface y sus accesorios están disponibles en la tienda de El Corte Inglés. Todos estos equipos vienen con un descuento de 20 euros en la compra de Office 365 Personal y Home & Student 2016.


Etiquetas: , , , , , , , ,