Se trata de unos versos coránicos que al parecer se oyen levemente mezclados con la música de fondo. No contienen frases hirientes hacia la cultura árabe, si no que según dicho forero, juntar la palabra de Dios con la música, podría ofender a los creyentes.

Sony Entertainment ha pedido disculpas públicamente y se ha comenzado a retirar del mercado las copias que ya se habían distribuido y se ha pospuesto la salida al mercado hasta que se haya arreglado este “problema”.

Sorprende la rápida respuesta de una multinacional ante un pequeño problema como este, en contraste con el malentendido que tuvo la misma empresa con la Iglesia de Inglaterra al incluir imágenes de lucha dentro de una catedral. En este caso no hubo retirada del producto.


Etiquetas: , , ,