Hace ya tiempo que los operadores de ADSL y cable en España dejaron de dar la IP fija a sus clientes de manera gratuita, ahora hay que pagar para ello. El problema radica en que las IP’s no son infinitas a día de hoy hasta que ipv6 esté implantado totalmente en internet (que no las hará infinitas pero casi). Es por ello que se cobra por un servicio muy útil para los que quieran tener una WEB casera usando su propio ordenador como servidor. Gracias a Dios siempre hay un remedio en estos casos de usuarios con IP’s dinámicas. En esta web de forma gratuita se redirecciona una ip dinámica a fija sin complicaciones. Una solución para aquellos que quieran empezar en el mundo WEB.