Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de contar con un segundo monitor o reforzar nuestro horizonte de visión con una pantalla ultrapanorámica. Mejoramos el flujo de trabajo al contar con más espacio de visualización.

Pero la pregunta es: ¿existe un monitor ideal para todo tipo de usos, gaming, ofimática o diseño gráfico, todo en uno? Tal vez lo más cercano a ello sea este LG 38UC99-W. Este monitor apuesta por el todo-en-uno definitivo, orientado a editores de vídeo, diseñadores web, ilustradores y diseñadores gráficos, analistas o programadores web.

Por supuesto, es también un goloso caramelo para aquellos usuarios que quieran darlo todo sobre el escenario de Counter Strike: Global Offensive o disfrutar del mapa de Skyrim de manera enriquecida, con hasta un 32% más de pantalla.

Primeras sensaciones

Frente a él, la primera toma de contacto resulta imponente. Estamos hablando de un panel IPS UltraWide de 95 centímetros de longitud. Sus poderosas 38 pulgadasen formato curvo 21:9 —es decir, ultrapanorámico— arrojan una generosa resolución QHD+ (3840×1600). No cabe duda que este monolito ha sido pensado para pantallas partidas, para herramientas de diseño y uso intensivo.

El diseño en blanco puede llegar a asustar y el tacto a plástico liso no parece la solución más elegante del mundo, pero una vez testeado se puede apreciar que estamos ante un sistema robusto. Tanto la peana como la válvula para ajustar vertical y horizontalmente el monitor cuentan con herrajes internos de acero. Permite un rango de -5°~15° y hasta 110cm de altura. Desafortunadamente, no es una peana giratoria, algo de agradecer en entornos laborales.

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

Su montaje es rematadamente sencillo: con dos simples pasadores fijamos la base y ésta a la pantalla con un panel cuadrado con dos pestañas. Todo hace “click” al segundo, no requerimos de herramientas externas ni de pruebas para comprobar si todo ha quedado bien nivelado.

Tras el primer contacto pasamos a encenderlo con un botón on/off situado en el margen inferior del marco, escondido totalmente pero cómodo de gestionar mediante el clásico sistema de cruceta —navegamos por el menú interno con dos click y girando hacia arriba, abajo, izquierda y derecha—.

La navegación por el menú, por cierto, tiene una respuesta muy rápida. Cuenta con accesos directos al brillo, el contraste y el volumen. El resto de opciones como la temperatura del color, la configuración Bluetooth o el modo de imagen —relación de espacio— están tras un segundo o tercer toque. También existe un puñado de preconfiguraciones a través de ‘My Display Preset’, aunque éstas sólo responden a distintos escenarios de uso —habitaciones mal iluminadas, uso nocturno, etc—.

Características básicas

Si nos ceñimos a sus datos estrictos, estamos ante un monitor con una cobertura RGB casi total, del 99,5% —según el espacio CIE 1931—. Cuenta con un tamaño de píxel de 0.229mm x 0.229mm, un brillo límite de 300 candelas por metro cuadrado, ratio de contraste máximo 1000:1 y una profundidad de color de 1.07B (de 10 bits en “modalidad” 8 bits + FRC).

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

Todo el espacio es espacio útil, aunque tuvimos algunos problemas con la gestión de resolución, como se puede ver en algunas imágenes, donde la salida USB 3.1 Type C a HDMI arrojó una resolución 1080p, 60fps y los clásicos marcos negros a cada lado. Podemos estirar la imagen o recurrir a conexión directa —sin conversión—.

En cualquier caso, el monitor es compatible con la resolución  3840x1600p, es decir, tres veces la de un habitual FullHD. Un 24% más de espacio útil para gestionar un multitask y pasar al vuelo entre distintas pestañas. Necesitamos el software ‘OnScreen Control’ para seleccionar la configuración de pantalla que más nos interese. Este software incluye hasta 14 screen splits. Nosotros trabajamos la mayor parte del tiempo con una true screen: una pantalla partida 1:1.

Conexiones

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

Ya va siendo hora de abordar las distintas conexiones, ya que este monitor presume de conexión interdisciplinar, una multientrada donde podemos conectar un PC y un MAC, una tablet y una consola o cualquier combinación entre ellos.

En este caso contamos con dos HDMI 2.0 de rango completo, un DisplayPort 1.2, un USB 3.1 Type-C, salida de auriculares mediante el clásico conector de audio analógico mini-jack macho de 3,5 mm y dos USB.

Aquí debemos hacer una distinción: uno de los USB actúa como conexión habitual, otro de ellos es un puerto USB down-stream de carga rápida, hasta 4 veces más rápido que un USB convencional. Sí, podemos conectar el móvil y tenerlo cargando mientras pasamos las horas muertas en nuestros juegos favoritos.

La oferta de conexiones es ideal bajo cualquier escenario. Durante nuestras pruebas jugamos con esta combinación usando en un puerto HDMI un convertible 2 en 1 Acer Aspire Switch 10, optimizando la resolución hasta los 2K y, en el otro HDMI, la salida directa de una PS4 Slim.

Rendimiento diario

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

El de LG es un monitor multiescenario. Aunque en la contrapartida lúdica nos ha dejado algo fríos, es evidente que el fabricante ha recurrido a las tecnologías de optimización más habituales. Cuenta, por ejemplo, con la función 1ms Motion Blur Reduction: podemos activarla o desactivarla.

Su función es reducir las estelas, el efecto niebla que producen imágenes en movimiento, dándole una especie de fondo HDR, donde los contornos son más sólidos. En la práctica, la profundidad del color se ve afectada: conviene mantenerlo activo ocasionalmente, no siempre —y sólo sobre videojuegos o contenido audiovisual—. En edición fotográfica, sobre imágenes estáticas, no es recomendable.

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

Si el hardware es compatible, también podemos crear un multimonitor para juegos de carreras, simuladores de vuelo o estudios de grabación musical. Y hablando de juegos de carreras, nuestro test con el videojuego Forza 7 arrojó resultados interesantes: la función AMD FreeSync, que trabaja desde los 50 Hz hasta los 144 Hz, sincroniza los cuadros por segundo que arroja la GPU con la tasa de refresco del monitor.

Así se evitan los clásicos cortes de pantalla debido a una restricción de comunicación entre la información que lanza el equipo y la que interpreta y traduce el panel. En román paladino significa que durante toda la partida notamos unas transiciones más suaves, tanto en cutscenes como momentos ingame, respecto a otros monitores de referencia —como el AGON AG352UCG, por citar un ejemplo en su mismo rango de precios—.

El DAS o Dynamic Action Sync, mejora el imput lag y estabiliza el rango de negros. En términos prácticos responde peor que el eye tracking de Tobii pero sí, jugando a ‘Far Cry: Primal’ hemos apreciado un aclaramiento de las zonas más oscuras de la pantalla.

Experiencia ingame

Jugando y frente a frente es donde mejor comprobamos hasta qué punto es relevante contar con un monitor ultrapanorámico. Frente a los 38 pulgadas, si nos situamos en el sweetspot, el clásico punto dulce donde luz y gama de colores no se ve afectada por la angulación de la vista, la inmersión es abrumadora.

Quisimos probar el rendimiento con dos ejemplos que cuidan mucho los efectos lumínicos: Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands y The Rise of Tomb Raider. En ambos es imposible no quedarse pegado al monitor. Un test protocolario que llevaría media hora se dilató y acabamos jugando durante toda la tarde. Imposible evitarlo. La distancia de dibujado en el escenario es idéntica, pero da la sensación de que la profundidad de campo es mayor, que enfocamos sobre un mundo más realista.

En los juegos de conducción este efecto es aún más intenso. Probamos nuestro equipo en Forza 7: el aumento de resolución se traduce en un espacio mayor a los laterales para detectar quién intenta adelantarnos. Al volver desde aquí a una relación de aspecto tradicional (16:9) sentíamos que estábamos encajonados, que nos costaba maniobrar y trazar la estrategia. Está claro: el formato ultrawide ha sido concebido para el gaming.

Iluminación

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

Nos cuesta quejarnos, pero la iluminación de este monitor es más estable de lo esperado. Por parte del fabricante, el typ (la media en tiempo de respuesta tr+tf) es de 14 milisegundos. La respuesta de gris a gris se mantiene incluso más baja. El rendimiento siempre nos marcó cifras mínimas: jugando en Steam nunca subimos de los 20ms.

A menudo es más difícil para pantallas más grandes mantener la precisión de la retroiluminación, pero eso no sucedió aquí: el LG mantuvo su varianza por debajo del 10% en la mayoría de los sectores, con esa cifra solo aumentando a aproximadamente 12% a lo largo del borde derecho. Eso es mejor que muchas otras pantallas de juegos grandes, y no es suficiente para demostrar que se nota durante los juegos o películas.

El ángulo de visión se mantiene en unos notorios 178 grados (CR≥10). Aunque esta cifra no parece decir mucho, su virtud reside en sus dimensiones. Una de las sorpresas más gratas nos la hemos llevado con la iluminación respecto al ángulo de visión. Mantener la iluminación estable en un monitor de 38 pulgadas y curvo es realmente difícil.

Habitualmente se establecen sectores, como el margen medio inferior o las esquinas, donde la iluminación se dispara entre un 10 y un 15%. En este LG no sucedió algo así excepto algunos halos puntuales en torno al bisel. Sí, hay algo de sangrado de luz en estas esquinas pero la uniformidad negra se ve correctamente para estar ante un monitor de semejantes características.

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

La uniformidad gris, en cambio, es mucho más estable. Y las pruebas de gradiente demuestran un rendimiento muy alto en color. Si estás buscando una pantalla para ver Netflix pero también jugar y realizar tareas ofimáticas, aquí tienes un aliado perfecto. Realizamos pruebas en entornos muy iluminados para forzar el reflejo del panel y, desde la frontal, los reflejos son prácticamente indetectables. No así desde el lateral, como podemos ver en la imagen.

Y sonido

Este monitor cuenta con dos altavoces inferiores de 10 watts cada uno. Cada speaker da una buena imagen estéreo, aunque el resultado siempre queda algo parco en matices. No así en potencia. Posee además un enriquecimiento de graves que, en la práctica, se traduce en un punch sólido cuando escuchamos disparos o golpes contundentes en estas frecuencias.

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

La característica más atractiva la encontramos en la sincronización Bluetooth, donde podemos usar nuestro teléfono como altavoz emisor. Y también funciona a la inversa. Probamos algunas alternativas gamberras y en ningún momento tuvimos retardo en la señal: sacamos el sonido de nuestro iMac como si de un altavoz Bluetooth se tratase. Hicimos lo propio con dos terminales móviles y con nuestro convertible.

Accesorios y apuntes finales

Cabe destacar que el pack incluye un cable HDMI de 1,8 metros a juego con el color del monitor —blanco, en nuestro modelo de revisión—, un adaptador USB-A a C y el cable de conexión más la fuente de alimentación externa (bastante grande, por cierto). Sí echamos en falta un cable USB adicional o adaptador DVI. El alimentador, con enchufe europeo, se mantiene en el estándar 100-240 (50/60Hz); la salida USB-C permite alimentar gadgets de hasta 60W.

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

Con peana, las medidas finales ascienden a 897.2 x 230.4 x 446.2 cm. No estamos ante un juguete cualquiera, devorará tu escritorio. Los bordes alcanzan un grosor promedio de 1.4 cm. Y el equipo en conjunto alcanza los 8 kg de peso. Por supuesto, el monitor también es compatible con un montaje VESA de 100×100, así que los fans de la pantalla empotrada en la pared no tendrán el menor problema.

Por último, cabe destacar que el monitor cuenta con bloqueo mediante “key lock”, sampleo y reescalado de imagen a inferior resolución y dos modos que apenas usamos, Cinema 1 y Cinema 2, que pueden hacer las delicias del ciléfilo habitual.

Si en cambio eres, como yo, amigo de los shooters, encontrarás muy agradable el punto de guía que marca, con hasta cuatro tipos de mirilla distinta y dos modos FPS Game —también uno dedicado a los RTS, algo más frío y con un extra de nitidez, dos modos ‘habitación oscura’ y un modo ‘Color Weakness’ para contenidos pobres en color.

Supermonitor ultra panoramico LG 38UC99-W

En resumen, estamos ante un todoterreno que nos ha dejado pasmados en algunos usos, tibio en otros, pero muy satisfechos en líneas generales. LG aprueba con nota en un segmento donde no es nada fácil sobresalir.

En Tecnología de tú a tú| Vivir para jugar: los 17 accesorios de gaming para PC que todo gamer quiere tener


Etiquetas: ,