En el mercado ya existen multitud de aplicaciones que nos permitirán, por poco dinero y sin tener apenas conocimientos previos de estas tareas, un completo estudio de vídeo digital semiprofesional en nuestro hogar. En este caso nos hemos decantado por un producto del fabricante Roxio, más concretamente el Video Deluxe que podréis adquirir por un precio de 59,99 euros. Es compatible con cámaras de todo tipo, incluso con aquellas que graban directamente en discos DVD de 8 mm. Además esta herramienta no solo nos permitirá editar el vídeo que hayamos grabado, sino que también cuenta con diversas funciones para que podamos retocar el audio de las mismas. Más concretamente tendremos la posibilidad de depurar y limpiar el audio que contenga el vídeo que estamos editando así como implementar más sonidos de manera adicional.

Edición sencilla

Además de lo ajustado de su precio, una de las razones por la que nos hemos decantado por esta aplicación es por la sencillez de uso que nos otorga su intuitiva interfaz de usuario. De hecho nada más arrancar la aplicación, cuya instalación ocupa más de 1,5 Gbytes en nuestro disco duro, nos encontraremos con una interfaz en la que observaremos que hay accesos directos a las principales funciones de las que dispone este programa. De ese modo y con tan sólo hacer un clic de ratón accederemos a funciones tales como la importación de vídeos desde la cámara que tengamos conectada en ese momento, la carga de algún vídeo que ya tengamos almacenado en nuestro disco duro o directamente a la zona de edición.
Asimismo en la parte superior de esta misma ventana encontraremos diversos menús desde los que podremos situarnos en otras herramientas integradas en esta misma suite o a los efectos que posteriormente aplicaremos tanto al vídeo como al audio sobre los que estemos trabajando.

 

Importar el vídeo

Una vez pulsamos sobre el botón llamado Grabación de la interfaz principal del programa, nos encontraremos ante una nueva ventana desde donde podremos seleccionar el tipo de dispositivo que tenemos conectado a nuestro equipo. De este modo tendremos diversas alternativas a elegir entre las que encontramos dispositivos de vídeo digital o analógico, de audio o fotografías. Gracias a estas funciones tendremos la posibilidad de adjuntar todo tipo de ficheros multimedia desde cualquier dispositivo externo, ya sea de audio como de vídeo, en nuestra futura composición y que trataremos en la edición de dichos archivos.

Por otro lado, en el caso de que el vídeo que vayamos a editar ya esté almacenado en nuestro disco duro, en vez de pulsar sobre el botón anteriormente mencionado de la interfaz principal, pincharemos sobre Importación. A continuación no tendremos más que navegar por nuestro disco y seleccionar el fichero de vídeo en cuestión.

 

La edición

Una vez hayamos cargado el vídeo sobre el que nos disponemos a trabajar, para pasar al siguiente paso, es decir, a la edición del mismo, en la parte superior de la interfaz principal encontramos un botón llamado Edición. A partir de ahí, las tareas de retoque de vídeo nos supondrán bastante sencillas gracias a la intuitiva interfaz de usuario que el desarrollador de este producto pone a nuestra disposición. De hecho si observamos la parte superior de la nueva ventana que ha aparecido, encontramos diversas pestañas que hacen referencia a la carga de los ficheros multimedia desde Importación además de otras para aplicar transiciones y efectos o adjuntar al vídeo textos con el formato que nosotros predefinamos. De este modo la herramienta podrá ser utilizada por todo tipo de usuarios, incluso aquellos que no estén demasiado especializados en estas lides. Todas las opciones disponibles en este apartado (transiciones y efectos) se muestran en forma de carpetas y ficheros, por lo que bastará con que seleccionemos aquellos que deseamos aplicar al vídeo que tenemos cargado en ese momento.

 

El transporte

Una vez hayamos realizado todas las operaciones pertinentes sobre el vídeo editado, la propia aplicación nos ofrece la posibilidad de crear un DVD personalizado con su correspondiente interfaz. Para acceder a esta opción pulsaremos sobre el botón llamado Copia en disco situado en la parte superior de la ventana principal. A continuación nos encontraremos con una serie de pestañas que hacen referencia al diseño de la interfaz que vamos a generar para el nuevo DVD, al orden en el que colocaremos los vídeos que adjuntaremos, los títulos que vamos a poner, etc. Para llevar a cabo estas tareas el programa dispone de un gran número de plantillas predefinidas para que seleccionemos la más adecuada para cada caso. Para terminar no tendremos más que pulsar sobre el botón Grabar disco en esta misma ventana.

 

Ajustes personalizados

De manera adicional nos ha llamado la atención una función que será de gran utilidad para aquellos usuarios algo más profesionales. Se trata de una función desde la que podremos personalizar una buena cantidad de parámetros que se aplicarán sobre el vídeo que estemos editando. Para acceder a esta opción nos situaremos sobre el menú Efectos/Configuración de efectos de película. En este apartado encontramos ajustes relacionados con el brillo y el contraste que deseamos aplicar a la filmación, la colorimetría del mismo o la nitidez de imagen, todo ello categorizado por pestañas. Cabe apuntar que los cambios que vayamos efectuando en este apartado se irán aplicando en tiempo real.

Información cortesía de:


Etiquetas: ,