En la Universidad japonesa de Tokyo, han descubierto un nuevo material que puede revolucionar el mercado, al permitir ampliar en unas 1.000 veces la capacidad de los discos Blu-Ray, y además es más barato.

Y es que si lo pensamos detenidamente: 1.000 veces más capacidad que un Blu-Ray actual con el mismo tamaño y un coste de producción menor. ¿Quién no querría tener ya ese sistema de almacenaje? En la Universidad de Tokio han descubierto que un compuesto de pentaóxido de titanio es el material casi perfecto para almacenar información en formato óptico.

Los cristales de ese material que han conseguido que tenga un tamaño de entre 5 y 20 nanómetros, con acción de la luz se comportan como elementos muy eficientes potencialmente para almacenar información.

Del descubrimiento a la llegada al mercado habrá un largo trecho si es que finalmente ven la luz, pues la tendencia es al almacenamiento en memorias flash y por ahí va la industria.

Pero lo que nadie puede negar, es que cuanto más se propone el mercado tecnológico desfenestrar a los discos ópticos, esto siempre nos sorprenden con una nueva evolución que da un nuevo impulso a su uso.


Etiquetas: ,