No se trata de multiplicar por dos la superficie de visión, si no de sumar otro espacio de trabajo, ya que podremos diferenciar dos aéreas en cada uno. Por ejemplo, utilizando Photoshop podremos alojar todas las paletas en el monitor más antiguo y obtener una amplia superficie para trabajar.

Soportará también arrastrar y soltar iconos de un monitor a otro, y significará una experiencia totalmente diferente en simuladores de aviones.
En contra de lo que puede parecer, la instalación es muy sencilla.

Obviamente necesitamos dos salidas de video distintas, una para cada monitor. Esto es posible con dos tarjetas gráficas, pero hay una opción mucho más sencilla, que es obtener una tarjeta con dos salidas, una que sea VGA y otra DVI.

La mayoría de las tarjetas de menos de cuatro años de edad tienen salida digital DVI, el problema es que no todos los monitores tienen esta conexión, y los que la llevan son sensiblemente más caros.
Esto también se puede solucionar con la compra de un adaptador DVI-VGA en una tienda de informática, con lo que obtendremos dos señales VGA para nuestros monitores.

 

Una vez solucionados los problemas de compatibilidad, hemos de instalar la tarjeta gráfica si la hemos comprado ex profeso y conectar un monitor a cada conexión de video de la tarjeta; es indiferente donde conectar el principal, ya que más adelante lo configuraremos. En un principio, solo uno de ellos emitirá señal hasta que lleguemos a la configuración.
Ahora hemos de descargar los últimos drivers de nuestra tarjeta gráfica.

 

Una vez que hemos descargados los drivers, los instalamos, eligiendo instalación personalizada y marcando todas las opciones de instalación, ya sean drivers de ATI o NVIDIA, ya que en cada marca se llamarán de distinta manera.
Una vez instalados, se reiniciará el PC. Es necesario ahora ejecutar un software especial que se habrá descargado junto a drivers. En el caso de ATI se llama Hidravisión y en el de NVIDIA se llama Dualview. Volveremos a reiniciar el ordenador en cuanto se auto instale.

 

Nada mas reiniciarse, volvemos a Propiedades de pantalla y pulsamos en una nueva pestaña que será hidravisión o Dualview. Lo configuramos como modo multipantalla para que se comporten como dos unidades autónomas y no como dos mitades, y elegimos cual va a ser nuestro monitor principal, y aparecerán dos números enormes en cada monitor para que no tengamos dudas de cual es cual.

Los configuramos cada uno a nuestro gusto et violà.