La primavera es una buena época para salir del letargo invernal y retomar o comenzar nuevos hábitos y rutinas al aire libre que mejoren nuestra condición física. Los días son más largos y ya anochece casi a las nueve de la noche y por la mañana la luz empieza a iluminar el día antes de las ocho.

Con todo este tiempo disponible, no hay excusas para no ponerse en marcha y empezar a trotar con un plan de entrenamiento acorde a nuestro estado de forma. El gimnasio está bien, desde luego, pero cuando llega el buen tiempo, las actividades al aire libre cobran un protagonismo especial.

Hay muchas formas de llevar una vida activa: desde caminar hasta patinar pasando por el running. Precisamente es en el running en la actividad que nos centraremos, enfocándonos en el apartado de la equipación tecnológica. Cada nueva generación de wearables, monitores de actividad física y otros accesorios que lleven cuenta de nuestros parámetros vitales y de actividad mejora frente a la anterior.

A día de hoy, la tecnología permite, de un modo determinante, que saquemos mayor partido a nuestro entrenamiento y nos ayuda a correr de un modo inteligente sin comprometer a nuestra salud. Las opciones son muchas, y precisamente es en este punto, en el de la elección de la tecnología óptima para nuestra actividad física, donde podemos hacernos un poco de lío.

Qué opciones tenemos

es-feature-gear-fit-2-r360-61183141

Los dispositivos para registrar nuestra actividad física no son nuevos. Ya hace más de una década los relojes con función de pulsómetro a través de una cinta de pecho permitían registrar los entrenamientos y las carreras de un modo sumamente preciso.

El problema con los pulsómetros radicaba en la incomodidad de la cinta si se llevaba puesta más tiempo del recomendable. Y el elevado gasto de batería de las cintas si se usaban de forma continuada. Además, el precio era elevado y su uso estaba reservado a los profesionales del deporte o a entusiastas.

Los relojes deportivos han ido evolucionando desde entonces, integrando más funcionalidades, como la de GPS, barómetro o funciones de medición de pasos y pulsaciones en el propio reloj sin necesidad de usar una cinta e incluso dejando de lado este sensor por completo. Se sacrifica precisión a la hora de medir el pulso, pero a cambio se gana en su capacidad para registrar la actividad las 24 horas del día, incluyendo los periodos de sueño. Estos relojes deportivos han ido añadiendo inteligencia a sus habilidades, hasta el punto de acercarse mucho a los smartwatches.

Paralelamente, en los últimos años, los smartwatches han ido adoptando funciones de cuantificación de actividad para añadir elementos de valor añadido a las funcionalidades “Smart”. Por ejemplo, junto a la clásica gestión de calendario, email o el control remoto de aplicaciones, encontramos otras como el podómetro.

En un tercer frente están los cuantificadores de actividad. El paradigma en esta categoría es Fitbit con sus pulseras cuantificadoras, que al mismo tiempo han ido evolucionando para adoptar funciones de reloj y con capacidad para recibir alertas desde el smartphone, así como usar recursos del móvil tales como el GPS para suplir las carencias tecnológicas de las pulseras, bastante simples en cuanto a inteligencia.

En el siguiente cuadro se hace un resumen de características y su viabilidad dependiendo del tipo de producto que estemos usando.

Pulsómetro Reloj deportivo Smartwatch Pulsera cuantificadora
Inteligencia Baja Media Alta Baja
Precisión del pulsómetro Muy Alta Alta Media Media
Autonomía Alta (uso solo en entrenamiento y carrera) Media Baja Alta
Registro actividad 24/7 Depende del modelo Común Depende del modelo
Sistema operativo Propietario (firmware) Propietario (firmware) Android / iOS o Tizen Propietario (Firmware)
App móvil Depende del modelo
Audiencia recomendada Profesionales y entusiastas que buscan la mayor precisión midiendo los entrenamientos Entusiastas que buscan un reloj para llevar todo el día que además sirva para registrar sus actividades con un detalle alto. Usuarios que practican deporte esporádicamente y no quieren comprar un dispositivo especializado en el deporte. Cualquier usuario que quiera llevar cuenta de su actividad diaria y del sueño, así como de las pulsaciones maximizando la autonomía y la ergonomía.

 

Cuál necesito

Una vez presentadas las diferentes categorías, es el momento de tratar de encontrar qué tipo de usuarios se benefician de cada una de ellas. La buena noticia es que hay soluciones para cada necesidad, pero es preciso sopesar bien nuestra elección de cara a no quedarse cortos ni pasarnos.

Si planteamos la  casuística desde el punto de vista de la intensidad y dedicación que tengamos hacia la actividad deportiva  encontraremos grandes diferencias en las necesidades de equipamiento. No es lo mismo correr con medias por debajo de los 4 minutos el kilómetro que conformarse con estar entre 5 y 6 minutos el kilómetro o simplemente hacer entrenamientos con medias de entre 6 y 7 minutos el kilómetro o combinar el paseo rápido con el running suave.

Para correr en 4 minutos (o menos) el kilómetro se emplean técnicas como las series, por ejemplo. Y ahí es imprescindible tener un medidor de ritmo cardiaco que detecte cambios de ritmo con precisión al segundo. Con medias de 5 – 6 minutos el kilómetro no es tan crítico, pero sí es conveniente llevar un seguimiento histórico de los entrenamientos que serán frecuentes y prolongados.

Por encima de estos tiempos, el seguimiento de las salidas para correr no será tan exigente de cara a la tecnología ni realizaremos tantas salidas ni en frecuencia ni en duración. Nada nos impide elegir un pulsómetro de precisión aunque estemos empezando, ni elegir un smartwatch para salir a correr un maratón, claro está. Nuestras recomendaciones son precisamente eso: consejos para elegir un dispositivo que nos dé la máxima satisfacción de uso.

Empezando a correr

Nos pondremos en las zapatillas de aquellos usuarios que se acercan al running por primera vez, ya sea por curiosidad, diversión, por necesidad si se trata de una recomendación médica. O también por una decisión personal de cara a mejorar la calidad de vida si el sedentarismo ha hecho mella en nuestra capacidad para enfrentarnos a actividades que requieran un esfuerzo físico.

Lo más recomendable para empezar a correr, si no se está acostumbrado, es caminar. Pero caminar rápido y sin pararse más que lo imprescindible. De caminar lento a caminar rápido no hay mucha diferencia en cuanto a las partes del sistema motor que usamos, pero sí la hay de cara al sistema cardiorespiratorio. Pero e caminar a correr, aunque sea lento, sí que hay diferencias notables tanto a nivel motor como a nivel cardiovascular. Así que mejor un cambio de cada vez.

correr2b

Y aquí es donde entra en juego el equipamiento tecnológico. Los wearables que miden la actividad deportiva nos dan datos sobre la velocidad, las pulsaciones o la distancia recorrida y nos ayudan a definir objetivos y saber si estamos haciendo el esfuerzo adecuado. ¿Cómo sabemos si estamos caminando rápido? ¿Cómo sabemos qué ritmo cardiaco tenemos? Un dispositivo cuantificador es la respuesta.

Para este tipo de usuarios, los dispositivos con sistemas de medición mediante cinta no tienen demasiado sentido salvo por prescripción de un especialista en determinadas circunstancias como dolencias cardiacas. Los pulsómetros no son dispositivos aptos para diagnósticos clínicos pero pueden ser aliados de los médicos.

Es más puede que nuestro plan para running no deje de ser un mix entre caminar y trotar. No todo el mundo está preparado para estar 20 Km corriendo. Dependiendo de nuestro estado de forma, de nuestro estado de salud y otras circunstancias vitales, correr no siempre es la elección óptima para desarrollar nuestra actividad física. Recuérdalo.

Puede ser más beneficioso para ciertos usuarios mantener una vida activa, pero sin pasarse con la intensidad, que salir a correr varias veces por semana y luego pasar periodos prolongados de tiempo inactivos.En estos casos, las pulseras cuantificadoras son especialmente útiles. Su autonomía es prolongada, registran la actividad de forma continua y pueden llevarse siempre puestas sin que molesten ni pesen.

es-feature-gear-fit-2-r360-61183158

Las pulseras cuantificadoras suelen tener un diseño similar a una pulsera (obvio) y con menos funciones y sensores que el resto de propuestas de este artículo, pero con la ventaja de tener una autonomía en torno a una semana.

Si estamos empezando un plan de preparación para correr desde cero, de lo que menos querremos preocuparnos es del estado de carga de nuestro cuantificador, y además lo usaremos para monitorizar actividades cotidianas como los paseos, que intentaremos que sean a buen paso y con sensación de esfuerzo. Las pulseras cuantificadoras son perfectas para este tipo de uso, por autonomía y por tecnología, especialmente si llevan medidor de pulso cardiaco.

Como hemos dicho, estas pulseras incorporan ocasionalmente recursos del smartphone como el GPS para obtener datos sobre el geoposicionamiento en el transcurso de nuestra actividad. Una buena solución de compromiso entre tecnología y funcionalidades. Además, no siempre estaremos pendientes al minuto de las mediciones, dejando que nuestra actividad se registre de un modo desatendido salvo que nos “salte” algún aviso desde la app del móvil acerca de anomalías o de avisos con recomendaciones.

Quiero correr diez kilómetros

Si nuestras aspiraciones van más allá y nos ponemos como objetivo una meta más ambiciosa que iniciarse en el running ocasional, tienen en los relojes deportivos una buena baza. En este caso integran GPS y modos de funcionamiento específicos para llevar cuenta de los entrenamientos de un modo más científico.

Un objetivo que está al alcance de muchos es correr diez kilómetros. El tiempo no es lo más importante, sino llegar a esta cifra. La buena noticia es que si has consigues hacerlo, podrás correr más con facilidad siempre y cuando mantengas el ritmo y no te aceleres. Y precisamente es aquí donde entran en juego las virtudes de los relojes deportivos.

relojdeportivo

En primer lugar, un reloj deportivo con GPS permite entrenar sin llevar el móvil encima. De este modo aligeramos carga y nos centramos en la sesión de running. Por otro lado, estos relojes permiten ver en pantalla datos como la distancia, la velocidad media o el tiempo por kilómetro. Con estos datos es más fácil ir regulando las fuerzas para evitar que nos desfondemos antes de tiempo.

Recuerda que coger fondo es un proceso que dura semanas, empezando por la combinación de carrera y paseo, aumentando el tiempo de carrera y reduciendo el de paseo a medida que mejoramos la condición física, hasta llegar al punto en el que solo corramos.

Los smartwatches con funciones deportivas y GPS son también una buena opción, aunque ten en cuenta que habrá que cargarlos prácticamente todos los días se entrene o no. Recibir alertas desde el smartphone guardado en la mochila puede ser útil para usuarios que no quieran desconectar del mundo totalmente, al tiempo que se benefician de los datos de entrenamiento en tiempo real.

Los smartwatches tuvieron un boom hace unos años, pero se han desinflado un poco debido a la escasa autonomía y a la cuestionable utilidad de sus funciones smart, que en muchos casos solo son una copia de lo que se puede hacer con el móvil, pero sobre una pantalla más pequeña y menos amigable.

La integración de funciones para la medición de actividad física, así como GPS o pulsómetro han hecho que vuelvan a captar el interés de los usuarios, sobre todo porque mientras se realiza deporte sí que es más cómodo estar pendiente del reloj que del móvil.

Diviértete corriendo, caminando o simplemente moviéndote

La tecnología aplicada al deporte nos permite disfrutar más de él. Estos dispositivos, además, permiten establecer objetivos, así como “competir” con otros usuarios a modo de gamificación del deporte. Los entusiastas generalmente compiten contra sus propios tiempos, pero para usuarios de “a pie” no viene mal tener una motivación extra para salir a correr.

Cuando se lleva usando un dispositivo para llevar seguimiento de la actividad física, al cabo de unos meses es todo un gustazo examinar el historial registrado en las aplicaciones que acompañan a los smartwatches, relojes deportivos, pulsómetros y pulseras cuantificadoras para ver cómo hemos progresado, el tiempo invertido en nuestra salud, los kilómetros recorridos, los pasos, y hasta el peso si usamos básculas conectadas. Y en la mayor parte de los casos te sorprenderás con los progresos realizados.

A continuación, te dejamos una selección de propuestas tecnológicas para mejorar la experiencia del running en particular y de una vida activa en general.

 

 

Pulsómetro con GPS M400 HR

reloj-gps-polar-m400-cinta-hr-rojo

Este pulsómetro Polar es un ejemplo de convergencia entre cuantificador de actividad y dispositivo para entrenamientos de precisión. La cinta de pecho se puede usar para las series y carreras, pero con el propio reloj podemos llevar cuenta de nuestra actividad cotidiana. Lleva GPS también y es resistente al agua de tipo WR30, suficiente para nadar pero no zambullirse, y cuenta con app para sincronizar nuestros datos.

 

 

 

Garmin Fénix 3 HRM

garmin fenix 3 hrm

Este reloj deportivo lleva el pulsómetro por defecto en esta edición HRM (Heart Rate Monitor). Cuenta con GPS y un diseño apto para llevar puesto todo el día, pero no lleva medición de actividad diaria ni pulsómetro de muñeca.

Es resistente al agua hasta 100 metros (WR100), con infinidad de funciones para llevar cuenta de los entrenamientos y carreras. En modo reloj su batería puede durar hasta 6 semanas. Pero en modo GPS se reduce a menos de un día en el mejor de los casos.

 

Apple Watch Nike Plus caja de 42 mm

Apple Watch Nike Plus caja de 42 mm

Este smartwatch no lleva pulsómetro de cinta para el pecho, pero sí integrado en la muñeca. La versión Nike+ apuesta por la motivación a partir del uso de su app, de modo que podamos compartir nuestras actividades deportivas con otros usuarios, o “picarnos” con nuestros contactos en la aplicación.

También podemos recibir mensajes de motivación, así como consejos útiles para la práctica del running. El reloj es compatible con teléfonos iPhone y está certificado como WR50. Y ante todo, es un smartwatch con sincronización con el móvil como vocación principal.

Samsung Gear S3 Frontier

Smartwatch Samsung Gear S3 Frontier

Uno de los más avanzados smartwatches del momento, que en la versión S3 apuesta por el deporte. Este reloj cuenta con funciones para llevar seguimiento de nuestra actividad 24/7, así como de nuestros entrenamientos. No lleva pulsómetro de pecho, pero sí óptico en la muñeca, así como GPS.

Es perfecto tanto para el día a día como para el deporte gracias a su notable resistencia, con certificación IP68 y cristal Gorilla Glass. Eso sí, la batería habrá que cargarla todos los días, y más aún si tenemos activo el GPS.

 

Suunto Spartan Sport Wrist HR

Spartan Sport Wrist HR Suunto

Este reloj deportivo es un todo terreno que vale tanto para seguir nuestros entrenamientos corriendo como para realizar actividades como el senderismo o la natación. Es elegante y robusto, con seguimiento de actividad 24/7 y pulsómetro óptico aunque opcionalmente podemos usar uno de pecho.

Es sumergible a 100 metros (WR100) e integra GPS y sincronización con la app en el smartphone y sincronización con el portal Movescount. Todo un reloj para todas ocasiones, aunque con una autonomía que no durará más de un día si usamos el GPS de forma continuada.

 

 TomTom Runner 3 Cardio + Music

Runner 3 Cardio Music

Este reloj deportivo permite llevar cuenta de nuestra actividad diaria así como de los entrenamientos, con la opción de escuchar música directamente desde el reloj usando auriculares Bluetooth.  No lleva pulsómetro de cinta pero sí óptico junto con GPS y es resistente al agua WR40.

Su botón de control es una delicia para elegir la información que vemos en pantalla o cambiar el modo de funcionamiento gracias a su diseño ergonómico y preciso, incluso mientras corremos. Además, cuenta con una app detallada e intuitiva para guardar nuestros datos y estadísticas. La batería, en modo de seguimiento de actividad, dura hasta 3 semanas.

 

Polar H7 HR

Polar h7

Esta cinta medidora de pulso es compatible con smartphones y relojes deportivos con conectividad Bluetooth. Es una propuesta especialmente interesante para usuarios que usan apps en el móvil como Endomondo Sports Tracker para llevar un seguimiento de su actividad y quieren tener una medición exacta de sus pulsaciones.

También es compatible con algunos modelos de máquinas de gimnasio, por lo que podrás entrenar en cinta conociendo al detalle la evolución de tu ritmo cardiaco.

 

Samsung Gear Fit

Samsung Gear Fit 2

Esta pulsera cuantificadora es tan completa que incluso puede hacer las veces de reloj. Es un ejemplo de convergencia entre diferentes categorías de productos tecnológicos para el deporta al combinar funciones de reloj deportivo con las de pulsera.

Lleva cuenta de nuestra actividad diaria y los entrenamientos gracias a la integración de GPS. Su pantalla AMOLED es visible incluso mientras nos movemos gracias a sus generosas dimensiones, y su batería dura hasta 5 días aunque con el GPS activado se reduce a unas 9 horas.

 

 

Fitbit Charge 2

Fitbit CHARGE 2

Fitbit es uno de los pioneros en el segmento de las pulseras cuantificadoras. Y el modelo Fitbit Charge 2 es una de las propuestas más completas que tiene en este segmento. Su batería de larga duración hace posible que nos la podamos llevar de viaje sin cargador, con un completo registro del sueño y la actividad diaria.

No tiene GPS, pero puede usar el del smartphone para registrar nuestros entrenamientos con lo que encontramos una interesante solución de compromiso que permite obtener funcionalidades de geoposicionamiento y estadísticas precisas sobre distancia y velocidad pero sin consumir batería en la pulsera. Además, la app para sincronizar los datos y el portal en la nube son muy completos.

 

En Tecnología de Tú a Tú | Adiós al efecto roscón, con estos dispositivos recuperarás la forma antes de lo que esperabas

Fotos | Garmin, Fitbit, iStock dolgachov, iStock lzf


Etiquetas: , , , , ,