El lanzamiento de la nueva GoPro Fusion ha terminado por redondear el catálogo del célebre fabricante de cámaras de acción con un modelo radicalmente distinto a los anteriores. Pero la introducción de este modelo también engrosa un repertorio de productos cuyas prestaciones no siempre pueden resultar del todo evidentes para el consumidor novato.

Lo cierto es que todas las cámaras GoPro se caracterizan por su gran resistencia y calidad de imagen, pero no es lo mismo una Hero5 Session que una Hero6, y todas ellas se parecen lo que un huevo a una castaña si las comparamos con la nueva Fusion.

¿Buscas una cámara de acción para aprovechar la llegada del buen tiempo? Pues ven con nosotros; te explicamos todos los detalles de la renovada gama de GoPro.

GoPro Hero: los clásicos nunca mueren

Comencemos por la GoPro Hero, para muchos, la auténtica GoPro. El modelo que realmente se ha convertido en el espejo en el que se miran todas las demás cámaras de acción. Aunque técnicamente tiene ya unos años a sus espaldas, esta cámara sigue brindando una elevada resistencia, así como total compatibilidad con una cantidad ingente de accesorios.

De corte asequible, la GoPro Hero incorpora grabación de vídeo en Full HD a un máximo de 60 FPS (los 4K quedan reservados para modelos superiores), así como captura fotográfica a 10 megapíxeles con ráfagas de 10 disparos por segundo. La grabación de vídeo se realiza mediante tres micrófonos y como la Hero5 Session, carece de un GPS para localizar las fotos y los vídeos tomados.

A pesar de que se trata de una de las cámaras más básicas en la línea de GoPro, la Hero más esencial incorpora control por voz (no así encendido por voz), una pantalla trasera para ajustar el enfoque, la habitual conectividad Wi-Fi/Bluetooth y una elevada resistencia. Sin querer ser la cámara más aventurera de GoPro, la Hero convencional puede sumergirse a un máximo de 10 metros sin carcasas adicionales.

Económica pero dura, la GoPro Hero es para no pocos usuarios la auténtica GoPro. Una cámara de acción asequible y de buena calidad que brindará horas y horas de uso durante nuestras escapadas, ya sea montada sobre un palo para selfies o en un afuste para casco de esquí.

GoPro Hero5 Session: compacta pero potente

gopro hero5 session

La GoPro Hero5 Session es considerada la cámara de acceso de la compañía junto con la GoPro Hero básica. De corte económico, es sensiblemente más compacta que el resto y posee unas prestaciones adecuadas para el usuario corriente.

Entre los detalles más importantes de su ficha técnica podemos destacar la grabación de vídeo en Full HD a 90 FPS o 4K con hasta 30 FPS, así como su capacidad para resistir inmersiones a 10 metros de humedad. Y aunque es un modelo básico, cuenta con tres micrófonos de alta calidad resistentes al viento.

Cabe señalar que a pesar de su perfil en el catálogo de GoPro, la Hero5 Session también incorpora control mediante órdenes de voz. Su batería, no obstante, es ligeramente más pequeña que la de la Hero5 Black, y lo mismo sucede con su sensor de 10 megapíxeles. Posee conexión Wi-Fi y USB-C, pero no salida de vídeo mediante HDMI. Tampoco tiene GPS para geolocalizar fotos y vídeo.

Asimismo, carece de una pantalla trasera para enfocar, puesto que ha sido pensada para dejarla grabando sobre una superficie más que para dirigirla manualmente.

Por sus prestaciones, la Hero5 Session es un modelo adecuado para aquellas personas que buscan una cámara de acción con la calidad habitual de GoPro, pero a un precio ajustado y sobre todo más pequeña que el resto.

GoPro Hero5 Black: usuarios avanzados

gopro hero 5 black

La GoPro Hero5 Black supone una mejora a nivel de prestaciones con respecto a la versión Session, así como un incremento en tamaño. De diseño más tradicional, posee la misma resistencia al agua y los golpes, pero añade una pantalla táctil a color de 2 pulgadas en su parte trasera.

Gracias a este elemento el usuario puede controlar mejor los parámetros de la imagen, realizar acercamientos y comprobar en todo momento qué está grabando.

La compatibilidad con los ajustes es la misma que la de cualquier otra GoPro, aunque por su diseño se pueden encontrar muchos más accesorios si se compara con la Session (como carcasas especializadas). Además, sus mayores dimensiones permiten introducir una batería ligeramente más grande, con 1.220 mAh.

El papel que juega la GoPro Hero5 Black en el catálogo de la compañía sería el del producto equilibrado para el consumidor que prioriza la calidad y la capacidad de control. Brinda una gran calidad, pero con una mayor facilidad de uso y a un precio intermedio.

GoPro Hero6 Black: nivel “pro” desbloqueado


Hablar de la Hero6 Black es hablar de palabras mayores. Considerada la cámara de acción de mayor calidad en la historia de GoPro, permite capturar vídeo a 4K con una velocidad de hasta 60 fotogramas por segundo para obtener la máxima fluidez o ralentizar las tomas más espectaculares.

La resolución fotográfica es la misma que en la Hero6 Black, con 12 megapíxeles y capacidad para tomar ráfagas de 30 fotos por segundo, pero incorpora el chip GP1 de GoPro para mejorar sensiblemente su calidad de imagen. Además, sus vídeos lucen mucho más espectaculares gracias a la introducción de un nuevo sistema de estabilización de vídeo muy mejorado con respecto a modelos inferiores.

Otro detalle interesante de la GoPro Hero6 Black es que incorpora encendido mediante órdenes de voz. Esto quiere decir que no hace falta conectar la cámara manualmente; basta con ordenarle que se ponga en marcha e iniciará la grabación sin necesidad de hacer nada más.

Su mayor calidad de imagen, superior capacidad de captura de vídeo y la contratada resistencia de GoPro elevan a la Hero6 Black a la categoría prosumer; la clase de productos dirigidos a un usuario profesional o al aficionado que busca prestaciones profesionales sin que así lo requiera su trabajo. Es la crème de la crème.

GoPro Fusion: sumérgete en una nueva realidad

gopro fusion

Por último, que no menos importante, nos encontramos con la GoPro Fusion. Este modelo tiene la distinción de no parecerse a ninguna otra GoPro lanzada hasta la fecha, y es que incorpora no uno, sino dos sensores fotográficos. Su propósito no es capturar nuestro punto de vista, sino todo lo que nos rodea, generando impactantes vídeos y fotografías de 360 grados.

Gracias al uso de dos sensores de ojo de pez, la GoPro Fusion puede capturar fotografías pseudoesféricas de 18 MP o grabar vídeos a 5,2K y 30 FPS. Un detalle sumamente interesante es que, además de tomar vídeos envolventes de 360 grados, el usuario puede seleccionar un cuadro concreto de una secuencia ultrapanorámica y generar un vídeo de tipo convencional a partir de ahí.

La resistencia al agua de la GoPro Fusion es una vez más elevada, aunque inferior al de otros modelos. Concretamente resiste inmersiones de 5 metros, por lo que sigue siendo totalmente adecuada para llevárnosla a la piscina o la playa (siempre y cuando no pienses en bucear a gran profundidad).

Como la Hero6 Black, se puede activar la voz y cuenta con estabilización avanzada de vídeo. Lo que no tiene es una pantalla táctil (que tampoco necesita, puesto que graba todo a su alrededor), puesto que ambos lados de la cámara están ocupados por sendos sensores. Por contra, posee un mayor número de micrófonos, con nada menos que cuatro unidades para grabar sonido envolvente.

La GoPro Fusion es una GoPro como ninguna otra. Por su diseño y prestaciones no está pensada para los usuarios que requieren de un modelo de altísima resistencia o pequeño tamaño, sino a aquellos que buscan tomar vídeos y fotografías impactantes, ya sea bajo el agua, en tierra firme, sobre la nieve o volando con un wingsuit.

Varias opciones para distintos propósitos

Como podemos ver, hay una cámara GoPro para cada tipo de usuarios. Desde la Hero básica, que lo mismo vale para llevarnos a la montaña que para acompañarnos de turismo en Roma, a la avanzada Fusion, con un ojo puesto en los vídeos esféricos de YouTube y los visores de realidad virtual.

Escoger la GoPro adecuada es una cuestión presupuestaria, pero también importante a nivel de prestaciones. Si nunca antes hemos tenido una cámara de acción y queremos adentrarnos en el mundillo con un modelo de alta calidad que no cueste demasiado, las GoPro Hero y GoPro Hero5 Session son modelos estupendos.

Si por contra buscamos disfrutar de la máxima resolución y velocidad, con un ojo puesto en la producción de vídeo a nivel profesional, en estos momentos no hay mejor opción en el mercado que la brillante GoPro Hero6 Black. Entre ambos escalones estaría situada la GoPro Hero5 Black, más asequible, pero con una calidad de imagen que no desmerece en absoluto.

Por último, la GoPro Fusion es una cámara distinta. No todo el mundo sabrá sacarle partido, y es que tiene en su punto de mira a aquellos usuarios con conocimientos de edición de vídeo avanzados. Y sobre todo muy aventureros. Sacar partido a su capacidad de captura en 360 grados no es fácil, pero en buenas manos puede generar composiciones alucinantes.


Etiquetas: , , , , , ,