Navegando por la web esta mañana me he encontrado con una implementación de holograma realmente expectacular.

Desde los tiempos de las gafas de celofán azul y roja para ver 3D siempre he soñado con algún avance de este tipo que no me haga sentirme ridículo para disfrutar de 3D pseudoreal. Parece que lo tienen en una tienda y la gente inexplicablemente ni le presta un poco de atención.

Algún día los cines y los videojuegos harán alardes de esta tecnología y será francamente espectacular. La empresa responsable de este ingenio es Real Fiction por si queréis curiosear un poco más.