Hace unos días analizamos la Canon G1X. Una cámara muy versátil que pese a su formato compacto nos ofrecía una gran calidad en las imágenes. Bien sea en interiores, exteriores, con luz natural, artificial o de noche, el buque insignia para la gama de bolsillo ofrecía un rendimiento excelente. En nuestra galería podéis encontrar una muestra de lo que es capaz este modelo de la compañía japonesa.

De acuerdo, su calidad es indiscutible. Hace fotos con mucha calidad y también nos permite grabar vídeo en alta definición A nivel de funcionalidades es una cámara muy completa sin embargo, posiblemente muchos al verla se pregunten ¿Esta cámara es para mí? Depende de lo que busques. Para ello en Tecnología de tú a tú os queremos aclarar para quién va destinada la Canon G1X.

Podemos diferenciar dos tipos de usos. Por un lado tenemos a los usuarios que ya tienen unas ciertas nociones básicas de fotografía y buscan una cámara más completa pero sobre todo que sea versátil. Es decir, podemos hacer fotos de forma rápida bien sea en modo ‘Automático’. Sin embargo, este modelo está diseñado para que le saquemos más provecho, que nos paremos un momento y antes de disparar comprobemos la apertura, la exposición, que la distancia focal sea la correcta.

Por prestaciones y funcionalidades lo ideal para la Canon G1X es sacarle el máximo provecho posible. Es cierto que tiene muchas funciones para hacernos la vida un poco más fácil, como las ayudas para montar panorámicas o el modo HDR, sin embargo este modelo está pensado para que nos lo trabajemos un poco más. Como se suele decir, aunque la cámara sea buena; al final quien hace la fotografía es el fotógrafo y su habilidad.

Además de este tipo de usuario tenemos a los profesionales. A los que van siempre con su cámara réflex a todos los sitios. Hay ocasiones donde no siempre queremos llevar siempre la mochila encima con el cuerpo y unos cuantos objetivos. Su calidad es indiscutible pero no siempre necesitamos lo mejor de lo mejor, lo cual no quiere decir que la compacta de Canon sea mala, para tomar imágenes. Para este tipo de usuarios tenemos la pareja perfecta para su réflex: la Canon G1X.

Por un lado tenemos toda la potencia de una réflex y un objetivo bastante versátil. Evidentemente, la distancia focal no llega al nivel de los objetivos específicos pero cumple a la perfección para el uso más cotidiano. Además, podemos grabar vídeo en alta definición y guardar nuestras imágenes en formato RAW. Si buscamos una compañera de viaje que no nos deje tirados y que no resulte pesada de cargar, la G1X es perfecta para ello.

Si buscamos un modelo más sencillo, quizá nos interese más una compacta más modesta. Si en cambio lo que queremos es poco tamaño e intercambiar objetivos las EVIL son una buena opción. Sin embargo, si lo que buscamos en una cámara potente, con la que sacar fotos increíbles y de paso introducirnos en la fotografía o bien somos profesionales y no siempre queremos cargar con la réflex: G1X para ambos.

Dónde comprar la Canon G1X, y a qué precio

Si estás pensando en comprar a Canon G1X, te ofrecemos un enlace a la ficha de compra en el Corte Inglés, con toda la información a tu alcance.

En Tecnología de tú a tú | Analizamos la nueva Canon PowerShot G1X, una compacta con toda la potencia de una réflex