Las cámaras 360º se han convertido en una propuesta más dentro de la oferta de tecnología de multimedia para grabar vídeo y capturar imágenes. Su peculiaridad radica en que registran la totalidad de lo que nos rodea.

Se llaman cámaras 360º precisamente por eso, porque capturan 360 grados alrededor de la cámara. Es decir, todo lo que nos rodea y eso es precisamente lo que hace que sean dispositivos tan llamativos, aunque al mismo tiempo tienen que usarse de un modo un tanto especial para conseguir los mejores resultados.

El funcionamiento de estas cámaras, a nivel de consumo, se basa en la captura simultánea de dos escenas o dos imágenes a partir de sendas cámaras con un campo de visión de  aproximadamente 180 grados cada una.

En las primeras versiones, con cuatro, ocho o incluso más cámaras, había que “pegar” los vídeos grabados con cada una de ellas de un modo manual, usando software específico para ello como VideoStich. En los modelos de consumo, esta operación se hace en la propia cámara, de modo que no hace falta usar software alguno para ello.

360heros-pro6_v2-01

Para ver estos vídeos se necesita un visor especial que permita “navegar” a lo largo y alto de la escena, sea vídeo o foto. Este visor está incluido en las apps correspondientes en nuestro smartphone, o bien podemos usar los de portales como Facebook o YouTube donde ya se contemplan tecnologías específicas para mostrar estos vídeos en su formato nativo.

Sin un visor 360º, las fotos y videos aparecerán “aplastados” como en las proyecciones planas de los mapas, con un grado de deformación geométrica importante y poco deseable.

Las propuestas actuales

En el momento presente hay básicamente, y con buenas posibilidades de compra por parte de los usuarios,  tres cámaras 360 pensadas para consumo. La Ricoh Theta S, la Samsung Gear 360 y la LG Cam 360. Por llegar están otras propuestas como la de Kodak y su PixPro SP360, en la que tenemos que usar dos cámaras individuales para conseguir los vídeos 360 finales.

gopro_mhdhx_006_omni_all_inclusive_1247865

Se trata de modelos fáciles de usar, donde no tenemos visor, aunque podremos usar una app en el smartphone para controlar remotamente la cámara incluyendo la posibilidad de usar la pantalla del móvil como dicho visor para encuadrar las fotos o los vídeos con mayor precisión.

El funcionamiento básico es sencillo, pero si queremos sacar el máximo partido de estas cámaras podemos aplicar algunos trucos más o menos evidentes.

video-360-plano

1 No te desplaces ni gires la cámara

Lo primero que hay que tener en cuenta en estas cámaras es que el vídeo que grabemos captura todo a nuestro alrededor. Y todo, significa prácticamente todo. Únicamente habrá “huecos” en la zona donde las dos fuentes de vídeo de ambas cámaras se unen en el software de la cámara. Así que no es necesario que te gires para enfocar algo concreto. Porque ya estás grabándolo.

De este modo, si te desplazas mientras grabas vídeo 360, o giras la cámara (especialmente si la giras), el resultado no siempre será fácil ni agradable de ver. Tendremos que ir girando el punto de vista en el reproductor multimedia para ver lo que pasa alrededor. Y si además nos desplazamos en el espacio, añadimos otro grado de libertad más.

Una vez que hemos hecho saltar la alarma, es tiempo de matizar. Los vídeos grabados con desplazamiento son posibles siempre y cuando no giremos la cámara y mantengamos un desplazamiento predecible y que no provoque mareos ni bailes excesivos del vídeo.

Así pues, salvo que sepas muy bien lo que quieres hacer, lo mejor con el vídeo 360 es dejar la cámara quieta en un punto y que grabe lo que sucede alrededor. Así de fácil.

2 Desplaza la cámara arriba y abajo

El único movimiento que sí puede resultar interesante en la mayor parte de los casos es el desplazamiento vertical de la cámara. No despista demasiado al espectador y además permite tener un punto de vista adicional para ver lo que sucede en el punto donde estemos.

El cambio de perspectiva es útil para, por ejemplo, ver con claridad a la multitud a nuestro alrededor en un concierto bajando la cámara hasta la altura del rostro en vez de tenerla en un punto elevado para capturar mejor lo que suceda en el escenario.

30883451632_bc2c9763a6_o

Especialmente útil es usar una perspectiva donde tengamos la cámara justo sobre nuestra cabeza. En este caso, podremos no salir en la toma. Si usas un sombrero, gorra o gorro colorido, es posible añadir un toque de color justamente en el centro de la toma en lugar de nuestro pelo o nuestra calva.

3 Usa un brazo extensible

Un accesorio que es casi imprescindible en estas cámaras es el brazo extensible de mano. Las cámaras 360 llevan una rosca universal para trípodes y otros accesorios similares. Y entre ellos están los brazos extensibles.

No solo permiten poner la cámara en una posición más elevada, sino que hacen que no salga en plano de un modo tan evidente nuestra mano ni nuestros dedos como sucede si tenemos que sujetar la cámara con nuestras manos.

samsung-gear-360

El modelo de Samsung lleva un mini trípode como accesorio, pero es demasiado corto como para evitar que se vean nuestros dedos o las manos. En cualquier caso no tienes por qué gastarte mucho dinero en este accesorio. Uno básico servirá.

4 Usa el modo de 180 grados

En algunos modelos es posible, no solo usar el modo 360 de grabación. También es muy práctico el modo 180 grados. Especialmente si no tenemos ganas de salir en la toma.

En este modo, sí que podremos movernos de un modo tradicional a la hora de grabar vídeo, ya que no será necesario verlo en un reproductor multimedia especial al ser tratado como un vídeo normal y corriente. La característica de esta toma es que tendrá un ángulo de visión muy amplio, de un modo similar al de las cámaras de acción tipo GoPro.

En algunos modelos, como la LG Cam 360, se pueden configurar ángulos de visión más estrechos, de modo que casi podremos usar la cámara como una convencional.

5 Usa perspectivas extremas

Tanto en el caso de que grabes en modo 360 o 180 grados, si usas un brazo extensible es posible emplearlo para hacer tomas con perspectivas extremas. Por ejemplo, en un concierto, puedes grabar con la cámara a la altura de los pies.

Si es en modo de grabación 360, por norma general no es conveniente moverse, dejando la cámara fija en un punto. Si es en modo 180 grados, puedes moverte entre la gente para conseguir un efecto de travelling esquivando pies.

De este modo podrás tener material para hacer una edición de vídeo posterior con más acción, donde combines tanto las perspectivas al uso con otras más agresivas visualmente.

6 Las fotos también son divertidas

Podemos pensar que estas cámaras son básicamente cámaras de vídeo. Pero no te olvides de las fotos. Los efectos que se pueden conseguir con una cámara 360 son bastante llamativos si usamos el software de edición apropiado como veremos más adelante.

Post from RICOH THETA. #theta360 – Spherical Image – RICOH THETA

Las fotos obtenidas en el modo 360 se pueden ver con el mismo reproductor con el que vemos los vídeos. Se ofrece una interfaz donde podremos movernos a lo alto y ancho de la foto usando los dedos o bien moviendo el móvil en la dirección deseada para hacer que la foto se oriente hacia esa parte de la escena.

7 Comparte los vídeos y las fotos

Para compartir los vídeos y las fotos 360 no tenemos aún muchos canales. Además de los portales que ofrezcan los fabricantes en sus propios servicios cloud como el de Ricoh para sus modelos Theta, podremos usar Facebook y YouTube como opciones más populares.

Por ejemplo, desde el portal Theta360 podemos compartir vídeos como este en el que se ilustra un ejemplo de vídeo grabado en movimiento. En este caso es un desplazamiento razonablemente predecible y sin girar la cámara en exceso.

Post from RICOH THETA. #theta360 – Spherical Image – RICOH THETA

En ambos casos, si un vídeo o foto es de tipo 360, no tendremos que hacer nada especialmente complicado para compartirlos. Automáticamente se podrán ver estos vídeos y fotos en un reproductor interactivo.

Para que Facebook y YouTube “sepan” que un contenido es de tipo 360 es preciso que en sus metadatos aparezcan ciertas etiquetas que identifican a este tipo de fotos y vídeos como “especiales”. Las cámaras comerciales, por lo general, incluyen estas etiquetas de modo que no tengamos que hacer nada.

Si no vienen con las etiquetas adecuadas, tendremos que usar aplicaciones y programas capaces de añadir estos metadatos. YouTube, por ejemplo, pone a disposición de los usuarios una aplicación para inyectar los metadatos.

8 No descuides la edición

Los vídeos y fotos 360, aunque tienen un efecto muy vistoso y llamativo por sí mismos, son susceptibles de mejora gracias a la edición posterior usando alguna de las aplicaciones disponibles para ello.

Las posibilidades de los editores para usuarios no profesionales incluyen opciones como la de recorte, la de adición de una pista de audio adicional a la que se grabe con la propia cámara, o la inserción de títulos o elementos gráficos tales como emoticonos.

31000057335_b6b609b1e4_o

Los fabricantes pueden tener sus propias apps para abordar estas tareas de edición, o no. En ocasiones incluyen las opciones correspondientes en las apps de gestión de la cámara. De entre todas ellas, Ricoh cuenta con sus apps Theta+ y Theta Video+ especialmente recomendables por la cantidad de opciones que tienen para editar fotos y vídeos respectivamente.

No solo es compatible con los contenidos grabados con las cámaras Theta. Sin ir más lejos, los vídeos de la cámara LG Cam 360 se pueden editar sin problema, así como los propios de la cámara Theta de Ricoh. Los de Samsung, sin embargo, aparecen con “huecos” en la zona del pegado.

En cualquier caso, se trata de apps de edición con modos muy divertidos como el “Little Planet”.

9 Consigue una perspectiva Little Planet

Cuando vemos fotos y vídeos 360 en un visor interactivo o en unas gafas VR, estamos “dentro” de la escena. Pero podemos hacer un tipo de edición en el que directamente elijamos proyectar el vídeo o la foto en un plano.

Existen infinitas formas de proyectar un vídeo o una foto 360, pero una en concreto es bastante llamativa y espectacular. Es la llamada “Little Planet” en la que parece que estemos en un mini planeta del estilo al de El Principito. Para conseguir esta proyección, tanto en vídeo como en foto, podemos usar las aplicaciones Theta+ y Theta Video+. Existen otras que permiten conseguir este efecto de un modo más o menos automático, pero esta funciona bien.

30883460452_87bffebe07_o

Tras elegir el vídeo o la foto que vayamos a editar, seleccionaremos la opción “Cropped Video” y después en la opción “View” ya podremos seleccionar la opción Little Planet directamente. Además, tendremos margen para un ajuste fino de la perspectiva, de modo que se adapte a lo que buscamos.

30637931875_c6f0f97ebe_o

Para conseguir los mejores resultados es conveniente elegir lugares para grabar o hacer fotos que se presten a este efecto, como plazas rodeadas de edificios, o espacios que tengan muchos elementos verticales rodeándonos. De este modo conseguiremos enfatizar el efecto.

Edificios o árboles suelen ser perfectos para conseguir este efecto de “pequeño planeta”.

9 Cuidado con la resolución

La letra pequeña de estas cámaras está en su calidad. No son cámaras aptas para grabar vídeos profesionales. A pesar de que tengamos modelos 2K y hasta 4K, recuerda que tienen que repartir esos píxeles entre nada menos que 360 grados de campo de visión.

Para los modos 180, la resolución será esencialmente la mitad que la nominal de la cámara. En el apartado de las fotos, no suele haber problemas, al tener entre 12 y 16 Mpx de resolución final.

10 Usa el modo manual

En estas cámaras podemos encontrar modos automáticos o manuales. Si queremos conseguir la máxima calidad, usa el modo manual y elige la ISO más baja que puedas sin que te salga movida la foto.

22822671478_b01fa9bfbb_o

El problema de estas cámaras, al igual que sucede con los móviles, es que los sensores son de pequeño tamaño y eso limita la calidad si usamos una sensibilidad alta. Si la luz es mala, no siempre podremos usar una ISO baja, pero que sea la menor como sea posible.

11 Las gafas 360, divertidas pero no imprescindibles

Puede que pienses que estas cámaras necesitan indefectiblemente unas gafas VR para aprovecharlas al máximo. Pero no es cierto. Puedes usar unas gafas VR para obtener una experiencia inmersiva superior, pero es perfectamente posible disfrutar de estas cámaras a través de los visores 2D interactivos, así como a través de ediciones creativas como la del efecto Little Planet.

Son un accesorio interesante, pero para grabar y ver vídeo y fotos 360 no es imprescindible.

Una forma divertida de hacer fotos y grabar vídeo

Las cámaras 360 son divertidas y serias también si las usamos para crear contenidos interactivos e inmersivos. La primera generación de modelos está muy bien conseguida, cada uno en su estilo y con sus puntos débiles y fortalezas, pero son ya usables y con posibilidades creativas muy interesantes.

Aquí tienes una selección de propuestas de cámaras y accesorios dentro de esta categoría de productos para capturar vídeo y fotos envolventes.

LG 360 CAM

lg-360-camLa propuesta de LG para capturar vídeo y fotos 360. Las imágenes y los vídeos son de buena calidad, con hasta 2K para los vídeos y modos para capturar contenidos tanto en 360 como en 180 grados.
LG 360 CAM

Samsung Gear 360º

samsung-gear-360oLa propuesta de Samsung ofrece resolución UHD para los vídeos, así como modos 360 y 180 grados. Además, es resistente a salpicaduras y a polvo con un diseño muy cuidado.
Samsung Gear 360º

Samsung Gear VR Micro USB

samsung-gear-vr-micro-usbLas gafas VR no son estrictamente necesarias para disfrutar de las fotos y los vídeos grabados con las cámaras 360, pero permiten hacerlo de un modo mucho más inmersivo que en la pantalla de un móvil o una tableta. Este modelo es compatible con terminales Samsung.

 Samsung Gear VR Micro USB
Monopod con Bluetooth

monopod-con-bluetooth

Un monopod como este es esencial para sacar el máximo partido de una cámara 360. Así, podremos hacer tomas extremas tanto por lo alto como por la bajo a ras de suelo y evitaremos que la mano salga en las tomas de un modo evidente.

 Monopod con Bluetooth
RICOH THETA Negro

ricoh-theta-negroUna cámara muy completa, con unas aplicaciones excelentes para gestionar, editar y compartir los contenidos que grabemos con ella. Su resolución para vídeo solo alcanza full HD, pero es una propuesta sumamente versátil y divertida en conjunto.
 RICOH THETA Negro

En Tecnología de tú a tú | Los trece mejores consejos para grabar vídeos con cámaras de acción


Etiquetas: , , , , ,