La “teoría de los seis grados” fue acuñada por el psicólogo Stanley Milgram y defiende que cualquier ser humano de cualquier parte del planeta está conectado con cualquier otro ser humano por seis grados de separación, es decir, por no más de seis personas intermediarias.

Aunque en algunos casos esta teoría puede parecer casi imposible de cumplirse si hablamos de personas en la otra parte del mundo y con diferentes condiciones sociales, en el día a día nos encontramos que en muchas ocasiones no se pasan de los dos o los tres grados. Las casualidades existen y a veces estamos más relacionados de lo que creemos.

Microsoft acaba de hacer un estudio que confirma que esta teoría es correcta gracias al Messenger. La empresa ha utilizado 30.000 millones de conversaciones electrónicas de 180 millones de usuarios del sistema de mensajería instantánea recogidas en 2006, considerando que dos personas se conocían si habían intercambiado al menos un mensaje de texto.

El resultado fue que en la mayoría de los casos los intermediarios no pasaban del límite, quedando como media 6,6 eslabones. Claro que, hay que tener en cuenta, que en otros se necesitaron hasta 29 “nexos”.

Con herramientas como el Messenger, los chats o las redes sociales tipo Facebook está claro que esta teoría se puede llegar a validar más fácilmente, ya que la red de redes también supone una forma de relacionarse y crear nexos entre las personas. Algunos pensarán que esta teoría es una tontería, pero yendo tan sólo a un grado de separación ¿Quién no se ha encontrado nunca a alguien conocido en algún viaje en vacaciones?


Etiquetas: , , ,